22 diciembre 2006

Gerbos

Los gerbos tienen ángulos de visión
de trescientos sesenta grados. Sus ojos
negros son ojos completamente negros,
además de espejos.

21 diciembre 2006

Estados Unidos, esa gran plantación

Tras leer esta noticia, cualquiera pensaría que Estados Unidos es una inmensa plantación de marihuana [casualmente, poco antes de ver esta noticia había colgado el post anterior]:

(...) Un estudio elaborado por un equipo defensor del uso terapéutico de la marihuana revela que el cultivo de esta droga en el territorio de Estados Unidos alcanza anualmente los 35.000 millones de dólares (26.500 millones de euros), siendo el más rentable por encima del de maíz y el trigo combinados. (...)

Según el análisis de la coalición, la marihuana es el cultivo más rentable en 12 estados del país, uno de los tres que genera más dinero en 30 estados y uno de los cinco primeros en 39 estados.

El cultivo en Alabama supera al de algodón, mientras que en Californa es mayor que el de las uvas, los vegetales y el heno combinados, indica el estudio.

En Georgia superaría al cultivo de cacahuetes y en Carolina del Sur y Carolina del Norte es más grande que el del tabaco (...).

Welcome to Tijuana

Publicas un libro y te leen cuatro gatos.
Escribes en un blog y algún gato te lee en Tijuana.

Welcome to Tijuana,
tequila, sexo y marihuana...

20 diciembre 2006

Sexo barroco

El sexo barroco es una nevo amolidad de cúpalo. El nemta se usricta, desfóliase en la almangiva edus adama, obraiendo y obraiendo pretivantemente las puercontas del pectóvalo. Después, móncale sus cedoluengas sustenrañas y duérmele clonospleguies diesúsporos. Temifalnen, el nemta siseflenda oxtlapetronde, edus adasima masi. Sinarbemgo, nesímpreo el coito lelúsbila para rozar el fondo y absorver el tóncatoc, el picomta inpecado.

19 diciembre 2006

Bécquer

A ese hombre se le caía el ritmo de los bolsillos cada vez que metía la mano, ya fuese para sacar un pañuelo y limpiarse las lágrimas o para sacar una moneda y comprarse un retrato.

Sus estornudos siempre corrían el riesgo de ser penta, sexa, hepta, deca o endecasílabos, y asonantes, por más que sonaran y sonaran sus narices.

No había esquina que no redondease sus perfiles al verlo aproximarse. Hinchaban sus rectas siluetas de yeso, como nubes con forma de globo aerostático, para que el ritmo rebotase en ellas con la energía del aire incendiado.

Los gatos de su barrio lo miraban de refilón, sin recelos, esperando ver salir de entre sus labios la palabra 'barro', conjugada en segunda persona, y aunque nunca lo vieron, no por ello dejaron de soñar con una tumba, sin memoria y sin nombre, rodeada de ortigas y de flores sin pétalos.

Ingravidez

La justicia no tiene ya balanzas

en sus manos. Tan sólo unos grilletes

que abre y cierra el parné.

18 diciembre 2006

La Muerte

La Muerte,
a veces,
como muchas cosas de este mundo,
tiene un precio.

Pero La Muerte,
a veces,
como muchas cosas del otro,
es gratis.

15 diciembre 2006

Violencia de género

Una manzana (sustantivo de género femenino) cayó al suelo (sustantivo de género masculino) y advirtió, en el preciso momento de macarse, que ella, ¡una manzana!, era de género femenino, pero que ‘femenino’ es de género masculino, y que ‘masculino’ es un adjetivo (y ‘adjetivo’ es un sustantivo de género masculino) y, simultáneamente, una palabra (sustantivo de género femenino).

En este razonamiento manzanil estaba inmersa cuando una gallina (animal hembra, y sustantivo de género femenino) comenzó a picotear su piel y sus carnes, e incluso tuvo la osadía de empezar a tragarse sus huesos. La manzana, lógicamente, no podía hacer nada, dada su condición vegetal, pero cayó en la cuenta de que ella (pronombre femenino) no era ni macho ni hembra, sino una simple manzana, un sustantivo de género femenino, picoteada y devorada por una gallina, que sí que era hembra, además de ser un sustantivo de género femenino, y todo ello a pesar de que ‘sustantivo’ sea, a su vez, un sustantivo de género masculino.

Es más: poco antes de morir ingerida por la gallina, la manzana pensó que ‘género’ es un sustantivo de género masculino, y que la única forma de salir del género masculino era considerarse, no ya sustantivo, sino palabra. Sin embargo, aún así, volvía a lo mismo: que ‘palabra’ es un sustantivo de género femenino, y que tanto ‘sustantivo’ como ‘femenino’ son un sustantivo y un adjetivo de género masculino.

En un último intento por salvarse, pensó que, además de ser manzana, era el fruto (sustantivo de género masculino) de una planta (sustantivo de género femenino), pero se desesperó al tener en cuenta que la planta de la que procedía era un manzano, con lo que volvía al masculino, por más que un manzano no fuera ni macho ni hembra.

Pero, ¿por qué quería la manzana llegar a la conclusión de que era femenina? Ella pensaba que, si fuese femenina, la gallina no se la podría comer porque los animales comen alimentos, sustantivo plural de género masculino. De todas formas, poco antes de que su último trozo de carne fuese engullido por el pico de la gallina, pensó que no tenía escapatoria: que los animales, además de alimentos, comen comida, sustantivo de género femenino. Estaba condenada.

P.D.1: Para dar algo de alivio al lector agónico, hemos de decir que nuestra manzana, dentro de lo que cabe, tuvo suerte, pues uno de sus huesos se le cayó a la gallina del pico y fue a parar a una acequia próxima, en cuya orilla izquierda se puede contemplar hoy un gran manzano repleto de manzanas.

P.D.2: Para dar algo de alivio al lector cruel, hemos de añadir que alrededor del manzano siempre hay alguna gallina revoloteando.

11 diciembre 2006

Rigodón

Él roe. Duerme, come, roe. Roe y roe y roe. Sus días son roer, dormir, tal vez soñar, pero siempre roer y roer, y rorroer.

Rigodón vive con Janis en la pecera de serrín. En el primer intento de hacerlos convivir, allá por julio, Janis -de dos o tres meses- hirió a Rigodón -que era muy pequeño, apenas una cría-. Pero ahora Rigodón es casi tan grande como Janis.

Ellos me dijeron que querían estar juntos. Me lo dijeron oliéndose. Janis vivía en la pecera y Rigodón en una jaula. Eran vecinos que, al principio, no se hacían mucho caso. Pero Rigodón creció y empezó a desprender un olor que atrajo o abdujo o sedujo a Janis y desde entonces se pasaban los días frente a frente, separados por un cristal y unas rejas. Oliéndose. Mirándose.

El día que empezaron a vivir los dos en la pecera de serrín hubo que vigilar los posibles ataques de Janis a Rigodón, para evitar una posible masacre. No pasó nada y de momento siguen bien los dos, excavando, oliéndose, escarbando, oliéndose, haciendo galerías, túneles, pasadizos subserrináceos, oliéndose, royendo palos de madera, oliéndose, royendo rollos de cartón, comiendo, durmiendo, royendo, oliéndose.

06 diciembre 2006

Herejías de protesta

Ante esta escultura de una niña embarazada crucificada hay varias actitudes:

a) Vaya un hereje el autor. Tendrían que quemarlo.

b) Está guapa.

c) Joder, tronco. Agüita, que es tanto como decir impactante, auténtica, contundente, cáustica, mordaz, incisiva. Ahí, ahí: dándole caña a la Igle$ia. Vaya cabrones: no utilicéis condones, que son pecado, dicen. Y los chavales que no tienen otras vías de información (léase: niños de países del que llaman Tercer Mundo) follan sin condón, y las chavalas se quedan preñadas. Eso si tienen suerte y no se contagian enfermedades de transmisión sexual, como el SIDA, que los mata, y bien muertos, como el RAID CRUZ VERDE EFICACIA PROBADA.

Yes, I know my enemies.
They are the teachers who taught me to fight me:
Compromise, conformity, assimilation, submission,
Ignorance, hypocrisy, brutality, the elite.
All of which are American dreams
All of which are American dreams
All of which are American dreams
All of which are American dreams
All of which are American dreams
All of which are American dreams
All of which
are American dreams

Visita de La Benemérita a 'El burdel del delirio'

Romance de la Guardia Civil española

Los caballos negros son.
Las herraduras son negras
.
Sobre las capas relucen
manchas de tinta y de cera.
Tienen, por eso no lloran,
de plomo las calaveras.

Con el alma de charol
vienen por la carretera.

Jorobados y nocturnos,
por donde animan ordenan
silencios de goma oscura

y miedos de fina arena.

Pasan, si quieren pasar,
y ocultan en la cabeza

una vaga astronomía

de pistolas inconcretas.

(...)

Avanzan de dos en fondo
a la ciudad de la fiesta.
Un rumor de siemprevivas
invade las cartucheras.
Avanzan de dos en fondo.
Doble nocturno de tela.
El cielo, se les antoja,
una vitrina de espuelas.

(...)

Pero la Guardia Civil
avanza sembrando hogueras,
donde joven y desnuda
la imaginación se quema.

(...)

05 diciembre 2006

¿Y se hizo hombre?

Yo.- Mi amigo Pedro es de esos que dices:

.- ¡Pero qué burro! ¡Qué bestia...!

Yo.- No se corta un duro, y cuando está pensando algo lo dice antes de terminar de pensarlo y, claro, la palabra se le anticipa al pensamiento y por la boca como los peces muere. Pero eso es algo que a él no le preocupa lo más mínimo:

Pedro.- Acho, que me la suda.

Yo.- Eso es, exactamente, lo que dice. Y a veces, como Ben, a pesar de su olor a alcohol y de algún babeo ocasional, dice cosas muy interesantes. El otro día estábamos hablando de religión porque yo saqué el tema, sabiendo que a él ni le va ni le viene ni le fue ni le vino, como tantas otras cosas; bueno, en realidad como todas las cosas salvo los amigos, las mujeres, su coche y su plestesion. Total, que de pronto me suelta:

Pedro.- Que Dios no se hizo hombre.

Yo.- Pero Pedro, en la mitología cristiana, o sea, según la Biblia, sí se hizo hombre...

Pedro.- ¡Que no, coño! A ver, ¿Jesucristo folló?

Yo.- Hombre, según la versión ortodoxa, no; según los evangelios apócrifos puede que se lo hiciese con María Magdalena.

Pedro.- ¿La versión qué? ¿Los evangelios qué?

Yo.- La versión ortodoxa es... la oficial, para que me entiendas. Los evangelios apócrifos son los que la Iglesia ha desechado, apartado, censurado, interpretado como falsos, mentiras. ¿Has visto La última tentación de Cristo, de Martin Scorsese?

Pedro.- No.

Yo.- Pues ahí sí que se tira a María Magdalena.

Pedro.- Pues ahí sí se hizo hombre. Pero si no, ná de ná: se murió virgen como su vieja.

Yo.- Pedro, en la Edad Media te hubieran quemaó más pronto...

[Partida de culo.
Cae el
Telón]

01 diciembre 2006

Converse 10 – Foot Locker 0

Contaba el otro día que a mi amigo no le quisieron cambiar en Foot Locker unas zapatillas que se compró y que eran defectuosas (se rajaron tras 60 horas de uso). Los de Foot Locker no hicieron bien su trabajo, de modo que, al menos para mí, están sentenciados y no me compraré nada en esas tiendas.

Sin embargo, soy una puta máquina. Ya que había escrito ese post tan largo, lo reutilicé para escribirles un e-mail a los de Converse. Mi amigo se lo envió. Le respondieron que ellos no tenían nada que ver con los de Foot Locker y que lo único que podían hacer era que les enviase las zapatillas para que su equipo técnico comprobase si efectivamente se trataba de un defecto de fabricación, en cuyo caso le enviarían otras zapatillas, pero de otro color porque ya no les quedaban de las negras.

Converse 10 – Foot Locker 0

He aquí las zapatillas:


Janis

Él roe. Duerme, come, roe. Roe y roe y roe y roe. Sus días no son, como los nuestros, de veinticuatro horas. Janis se despierta, olisquea, come, roe, mira y se vuelve a dormir después de haber estado despierto diez minutos, tres cuartos de hora o tres horas.

Puede dormir quince minutos, media hora o tres horas. Se despierta y olisquea, come, observa, corretea, escarba, bebe y vuelve a dormirse.

Puede dormir cinco minutos, cincuenta, dos horas o cinco. Se despierta y olisquea, come, bebe, corretea, excava túneles, galerías, arriba, abajo, se le desploma el serrín y vuelve a hacer otra galería, come, roe, roe, duerme.

Puede dormir tres cuartos de hora, diez minutos o tres horas. Se despierta y vuelve a empezar.

En una de esas en que está despierto (si está durmiendo es mejor no despertarlo porque se mosquea y, si le das el coñazo cuando duerme, te clava sus dos diminutos dientes superiores afilados como cuchillas), lo cojo y se pasea por mis manos, mis brazos, mis hombros, mi espalda, se pone de pie sobre mi brazo y olisquea, observa, se aferra con sus uñas, se asoma al precipicio y sopesa el salto. Salta como un canguro y cae sobre la cama, se pone en pie, olisquea, divisa y corretea olisqueando todo lo que encuentra. Lo cojo y lo devuelvo a su pecera de serrín, donde escarba, roe madera, roe cartón, roe piñas, roe su nombre.

Y los días se le pasan royendo y royendo y rorroyendo.

30 noviembre 2006

El móvil o la intención

Si es que te pones a leer el periódico y te quedas. Leo aquí que el portavoz de la Conferencia Episcopal dice que los jueces no deben intervenir en los asuntos de la iglesia, y que lo dice haciendo alusión a este caso: están juzgando, gracias a la querella interpuesta por un sacerdote, al arzobispo de Granada por injurias, calumnias, acoso moral y coacciones.

A mí me parece lógico, justo y necesario, hermanos. Que los jueces no se metan en los asuntos eclesiásticos es algo imprescindible, irrenunciable, un imperativo cósmico. Los jueces son humanos, funcionarios de carne y hueso, corrompidos por el pecado original. De hecho, los jueces, al igual que tú y que yo, son pecadores: algunos cometen pecados veniales, pero otros... Otros cometen pecados mortales, blasfeman, fornican. Y encima tienen la poca vergüenza de no confesarse. No es lógico que estos pecadores encargados de velar por la justicia y el cumplimiento de la ley interfieran en los asuntos de la Iglesia, porque:

Máxima 1: La Iglesia está dirigida por Dios.

Máxima 2: Dios delega en el Papa.

Máxima 3: El Papa delega en los Cardenales y en el resto de funcionarios eclesiásticos.

Máxima 4: Dios es divino.

Máxima 5: La divinidad de Dios es contagiosa e infecta a sus delegados.

Máxima 6: Lo divino está por encima de lo humano.

Máxima 7: Los jueces son humanos.

Máxima 8: Las leyes del Estado las dictan hombres.

Máxima 9: Las leyes de la Iglesia las dicta Dios.

Conclusión: Los jueces, por ser humanos, no pueden inmiscuirse en los asuntos de Dios y, por ende, no tienen jurisdicción sobre la Iglesia, que se contagia de Su divinidad.

El razonamiento es aplastante. ¿Cómo un juez va a juzgar a un arzobispo o a un cardenal o a un obispo? No tiene sentido. Un arzobispo, un cardenal, un obispo, un sacerdote, por definición irrefutable, son buenos, no hacen mal a nadie y, en caso de que lo hagan, será sin “el móvil de dañar”, así, entrecomillado porque es cita de las palabras del arzobispo de Granada: el móvil de dañar, y digo yo que se le fue la olla y estaba pensando en las películas esas en las que los polis tienen que encontrar “el móvil del asesinato”.

El móvil. De móviles no sé, pero de intenciones... The road to hell is full of good intentions, como dice Bruce Dickinson. O como dice Alice Cooper: I don’t know, but I’ve been told the streets of hell are paved with gold

PD: Si me he dejado alguna máxima restriégamelo en los comentarios, por mínima que sea.

25 noviembre 2006

Lope de Vega

Lope de Vega, el poeta de las ruinas, de las piedras derruidas. El poeta que cantaba el Tiempo cifrado en columnas antiguas, en paisajes desolados, en muros decaídos. Así, escarbando en viejas piedras y en carnes viejas, construía su poesía. Recuerdo ahora mismo un poema de este Lopico -como le decía su querido vecino-, un poema de esos que puedes utilizar para escupírselo a la cara a quien te diga que los poetas son unos cursis.


A UNA CALAVERA DE MUJER

Esta cabeza, cuando viva, tuvo
sobre la arquitectura de estos huesos
carne y cabellos, por quien fueron presos
los ojos que mirándola detuvo.

Aquí la rosa de la boca estuvo,
marchita ya con tan helados besos;
aquí los ojos, de esmeralda impresos,
color que tantas almas entretuvo;

aquí la estimativa, en quien tenía
el principio de todo movimiento;
aquí de las potencias la armonía.

¡Oh hermosura mortal, cometa al viento!
¿En donde tanta presunción vivía
desprecian los gusanos aposento?

Una maravilla de soneto. Uno de esos que habría que enseñarles a los niños en el cole, como el Desengaño de las mujeres de Quevedo. El de Lope es un poema que, por qué no decirlo, anticipa el cine gore y recoge bastantes tópicos de su época que podrían fácilmente adaptarse a los tiempos que corren:

-Esta cabeza es un sintagma fabuloso para abrir el poema. Esta cabeza. Así, de golpe, se nos viene a la imaginación un cuerpo descuartizado, junto con la pregunta: “¿Y el resto del cuerpo?”. Pero Lope sólo nos dice que esta cabeza (...) tuvo carne y cabellos, pero los tuvo sobre la arquitectura de estos huesos. Buás. Cabeza, huesos, carne y cabellos. Traduciendo esta primera estrofa a una película actual: primer plano de una cabeza en avanzadísimo estado de descomposición, siendo ya casi sólo hueso, cráneo, pero aún debe quedar algún trocito de carne y algún mechón de cabello. La cámara avanza y se centra en las cuencas de los ojos, vacuas, oscuras.

-En la segunda estrofa nos mete a La Muerte así, doblada, sin que te des cuenta: marchita ya con tan helados besos. Fríos besos los de La Muerte, tan fríos y gélidos que marchitaron la boca de la mujer. Traduciendo: primer plano de la boca de la calavera, manteniendo el mismo estado avanzadísimo de descomposición, pero ahora introducimos en la pantalla una metáfora: florece en las mandíbulas de la calavera, una rosa seca, podrida, y de los ojos emergen dos breves chorros de lodo verde y viscoso, y las dos imágenes, la de la rosa y la de los chorros de lodo, alternan intermitentemente con las imágenes de una rosa majestuosa y de unas esmeraldas brillantes y pulidas.

-La tercera estrofa, como hace referencia a la estimativa y a las potencias no incide en lo gore, sólo algún que otro tópico que el lector avezado podrá descubrir. Traduciendo: superposición de escenas surrealistas, a saco, una detrás de otra: corazón, cerebro, sangre, venas, latido, latido, latido, feto, vientre, sol, universo, espacio, corazón, venas.

-La cuarta estrofa es la caña: ¡Oh hermosura mortal, cometa al viento! es un verso que, directamente, se sale. Hermosura que muere, cometa que dejas de volar y caes empicado y te estrellas y destrozas cuando se te acaba el viento. Vida efímera. O lo que es lo mismo: qué puta mierda de Vida, que viene la Muerte y se acaba. Este primer verso lo traducimos con un plano en picado de un hacha que cae sobre una cabeza. Los dos siguientes, y últimos, versos culminan este soneto-gore de una forma mayestática, sublime: ¿En donde tanta presunción vivía / desprecian los gusanos aposento?, cuya traducción es fácil, muy fácil: enfoque progresivo/difuso de una horda de gusanos de la muerte y de vermes que se alejan de la calavera y del esqueleto, echando leches, tapándose la nariz, apestados, con caras de asco y repugnancia, vomitando.

-------------

Nota: Espero fervientemente que algún chaval que tenga que hacer algún trabajo para clase llegue aquí buscando en el google, por ejemplo, comentario de un soneto de Lope de Vega, que no lea mucho el delirio este que se me acaba de caer de la calavera, digo de la cabeza, y se lo entregue a su profe, pero así como va, con nota y todo.

22 noviembre 2006

La vieja de las estampicas

- ¡Cómprame una estampica, hijico, por la Virgen!- me grita la vieja cada vez que paso por delante de su puesto. A veces sólo grita; a veces, además de gritar con su voz aguda, me llama insistentemente con la mano para que me acerque a comprarle una estampica.

Yo, sin dejar de andar, le respondo con un gesto: Es que a mí las estampicas no me interesan. Y a continuación sólo oigo un tenue murmullo que nunca he llegado a comprender, y no sé si por los gestos de la señora son de desesperación porque no vende ninguna estampica o si son una maldición por no comprarle.

No sé el tiempo que llevo viéndola allí. Sentada en su silla, su mesa plegable llena de montoncitos de estampas, junto al acceso peatonal del parking que hay enfrente de la puerta del Ayuntamiente. Tampoco sé por qué se me ha metido en la cabeza que la mujer vende estampas de la Virgen, aunque supongo que es porque siempre que me dice que le compre una estampica añade la coletilla ‘por la Virgen’. También es muy probable que venda estampas de paisajes murcianos, como la típica de la Noria, aunque tendría las mismas, porque no soy yo de los que se dediquen a coleccionar estampicas.

Entre semana, casi siempre que paso por allí está ella. A veces no, pero están, envueltas en plástico, su mesa plegable y su silla, y creo recordar haberla visto alguna vez con una sombrilla para protegerse del sol abrasador que nos derrite las uñas y las pestañas en verano, y ya sabemos que decir ‘verano’ en Murcia es como decir las dos terceras partes del año, de marzo a octubre.

Un día de estos me acerco y le compro alguna estampica, si no las vende muy caras. Y ya de paso le propongo que haga estampicas en las que salga ella vendiendo estampicas, pues al fin y al cabo ella ya forma parte del paisaje urbano de Murcia, y así podrá vender metaestampas y subirse al tren de la vanguardia estampística: estampas de la vieja vendedora de estampas vendiendo estampas.

21 noviembre 2006

Zapatillas de Foot Locker

Hoy he conocido la existencia de una tienda de deportes llamada Foot Locker. Mi amigo se compró unas zapatillas en esta tienda en la franquicia de Alicante el 29 de agosto (hace dos meses y veintitrés días). Mi amigo es un deportista, más que nato, innato. Juega al baloncesto. Las zapatillas que se compra para jugar son, precisamente, para jugar a baloncesto. Sólo se las pone para jugar en la cancha y, como todos sabemos, las canchas de baloncesto son de parquet, goma, etc.

En las fotos se puede ver la zapatilla del pie izquierdo con dos rajas, una más grande que la otra. La más pequeña es de la propia zapatilla, forma parte de su diseño, pero la más grande no formaba parte del diseño de la zapatilla, sino que es una de esas rajas que forman parte del diseño y que se ha jodido (¿Raja? ¿Jodido? Hablamos de zapatillas, no perdáis la perspectiva), es decir, que las costuras se han ido a tomar por culo (y seguimos hablando de la zapatilla). Si ampliáis las fotos veréis que la raja que no forma parte del diseño está justo en las costuras. Las zapatillas tienen dos meses y poco y, echando cuentas, se las ha puesto 40 veces (una hora y media al día, cuatro días por semana: UN TOTAL DE 60 HORAS DE USO), para entrenar en la cancha. Las suelas, como se aprecia en las fotos, están nuevas, porque las zapatillas son nuevas. Pero defectuosas.

Hoy mi amigo ha ido a la franquicia de Foot Locker que hay en la Nueva Condomina para que se las cambiasen, pero el dependiente le ha dicho que la política de la empresa ha cambiado y que sólo admiten devoluciones hasta veintiocho días después de la compra. El dependiente, además, cuando se ha puesto a ver la raja, ha hecho que la raja que no formaba parte del diseño de la zapatilla se hiciese más grande, porque antes era más pequeña: al poner el dedo y tocarla, la raja se ha abierto (ejem, ejem... Seguimos hablando de la zapatilla). El dependiente le ha dicho que eso lo han hecho con una navaja (que rima con raja), pero mi amigo no suele dedicarse a rajar sus zapatillas con mis navajas.

Total, que no puede cambiarlas ni le devuelven los 80 € que le costaron (13.310’88 pesetas, que se dice pronto. Ver foto de la factura).

- ¿Y no le has pedido una hoja de reclamaciones, nene?

- No...

- Pues mañana vas y se la pides, y si te dice que “es que sólo si han pasado 28 días...”, le dices que no te interesa la política de su empresa, que te dé una hoja de reclamaciones.

- Acho, te vienes conmigo y...

- Vale.

PD1: Si tú, lector, eres el dependiente de la mentada tienda, ya sabes que mañana nos tienes allí, si no nos surge otra cosa más interesante que hacer.

PD2: Si tú, lector, no eres el dependiente, te recomiendo encarecidamente que, visto lo visto, te lo pienses antes de comprar en Foot Locker, o Fuck Losser, o como sea.

PD3: ¿Cuántas horas a la semana llevas puestas tú, lector, tus zapatillas y no les ha pasado nada parecido, aun cuando caminas por el asfalto, la acera e, incluso, por pedregales?








Continúa aquí: De cómo la clase y el estilo distinguen a unas empresas de otras.

20 noviembre 2006

Derechos de autor

He leído en el Muy interesante de este mes que algunos científicos están trabajando para conseguir la invisibilidad: elaboran un material compuesto por nano-no-sé-qué, un material que, en vez de hacer que la luz rebote, impidiéndole pasar, como ocurre con un paquete de tabaco, una montaña o un pitillo, lo que hace es... A ver: es como el agua. Si metes tu brazo en un río, el agua rodea tu brazo y sigue su curso. Pues bien: este material nano-no-sé-qué hace que la luz sea como el agua, amigo mío: la luz llega a él, lo rodea y sigue su curso, de modo que el efecto que se produce es el de la invisibilidad: como si tú, vestido con ese material, fueses invisible, porque ese material conseguiría que la luz fuese como el agua, te rodearía y volvería a seguir su camino, como si tú no hubieses estado en medio.

Y esto es algo que ya decía Bruce Lee: Be water, my friend. Alguien debería pagarle derechos de autor o algo por el estilo.

Por cierto, más derechos de autor:

Reciente anuncio de Martini:

No Martini, no party

Viejo anuncio de Fanta:

No Fanta, no way

Yo creo que el plagio es evidente. No sé cómo los de Coca-Cola no han demandado ya a los de Martini, a no ser que sean de su propia empresa, algo que ignoro y tampoco me interesa demasiado, pero los paralelismos son evidentes: “No [Marca], no [palabra de dos sílabas acabada en -y]”.

Actualizo este post por un comentario de Jony, que responde a lo que planteaba yo al final: ¿Por qué no denuncia Coca-Cola a Martini por plagio de eslogan? Porque Coca-Cola plagió, a su vez, un eslogan de nuestro querido Bob Marley:

No woman, no cry

Como diría Bob Lee:

Smoke can kill you,
or smoke can make you fly.
Be smoke, my friend
.


17 noviembre 2006

Consecuentemente

La inducción es el análisis.
La deducción es la síntesis.
Consecuentemente,
la seducción es el éxtasis.

15 noviembre 2006

El urbano

No soy yo de los que utilizan con frecuencia el urbano, pero últimamente lo he cogido algunas veces para bajar del campus de Espinardo. Nada diré sobre el apelotonamiento masivo de estudiantes que se forma a ciertas horas punta: tengo entendido que a los cerdos los transportan con mayores comodidades, tanto de espacio como de ventilación.

Lo que me ha llamado la atención -porque lo de la aglomeración ya lo sabía, aunque hasta hace poco no lo había vivido- ha sido un anuncio que ponen en el urbano a lo largo del trayecto. El anuncio en cuestión dice: “Al poner en marcha los aspersores, asegúrese de que el agua cae en las plantas y no en el pavimento”. No es literal, pero casi. Analicémoslo.

a) Mensaje: Hay que ahorrar agua, porque en Murcia nos queda muy poca (ése, supongo, es el mensaje, aunque bien podría tomarse el anuncio como un reto a nuestra puntería y destreza con el aspersor).

b) Emisor: Cualquiera diría que Lat, la empresa, aunque también pensaría que el Ayuntamiento debe de andar no muy lejos.

c) Destinatario: Los usuarios del autobús urbano.

Ante semejante anuncio en semejante contexto se plantea una serie de preguntas, al menos algunas de las que siguen:

1. ¿Quién pensó que los usuarios del urbano tienen aspersores?

2. ¿Para qué querrían los usuarios del urbano tener aspersores?

3. ¿Para regar el jardín de su chalet?

4. ¿La mayoría de usuarios del urbano tiene un chalet con tantas plantas como para tener aspersores?

5. Y si lo tiene, ¿por qué no va en coche? ¿O en taxi, ya puestos?

6. ¿Quién pensó que los usuarios del urbano, en el caso de que tuviesen un chalet con una extensión de césped y plantas lo suficientemente grande como para poner aspersores para regarla, serían tan tontos como para apuntar con los aspersores al pavimento en vez de a las plantas que tendrían que regar si tuviesen un chalet con suficiente terreno como para tener tantas plantas como para poner aspersores para regarlas?

7. ¿Por qué no se pone ese anuncio, a modo de valla publicitaria, en las Nuevas Colonias Anglo-Germanas, donde sí que hay aspersores, quizá tantos como palos de golf?

8. ¿Por qué no les regalan a los usuarios del urbano un aspersor con cada bonobús que compren para que rieguen, al menos, las macetas de su balcón con aspersores y que, de esta forma, el anuncio tenga un destinatario adecuado?

9. ¿Por qué no les regalan a los usuarios del urbano un chalet en una urbanización, y que ellos se compren aspersores para regar sus nuevas plantas?

10. ¿Por qué no les dan una plaza digna, cómoda y segura en el urbano y que ellos se compren el chalet y los aspersores?

Preguntas.

12 noviembre 2006

Machismo en las señales de tráfico

Ayer vi en el telediario que el alcalde de Fuenlabrada considera que las señales de tráfico son tan machistas como el lenguaje y ha decidido cambiar algunas. En el triángulo de borde rojo y fondo blanco donde antes salía un monigote cruzando por un paso de cebra, ahora saldrá un monigote con falda y con coleta cruzando por un paso de cebra.

Alguien debería comentarle a este señor que, en realidad, el monigote no es un hombre, sólo representa un hombre, y cuando decimos “hombre” nos referimos a “hombre y mujer”, porque el lenguaje es un tipo tan de puta madre que nos ahorra energía y esfuerzo. En concreto, esta cosa de la que hablamos se llama ‘economía’, y es un principio que vale tanto para el lenguaje humano como para otros códigos, incluido el de circulación. Ponerle a un monigote una coleta no soluciona nada, antes al contrario: implica un gasto inútil del dinero del contribuyente, porque la coleta no le hace falta al código: el receptor sabe de sobra que ese monigote representa a una persona, y no es significativo el hecho de que sea de sexo femenino o de sexo masculino, de modo que no tiene ninguna relevancia el detalle de que el monigote lleve coleta, sombrero, piercings, tatuajes, zapatos de tacón, o un cigarro en la mano. Lo significativo sí es, por ejemplo, el tamaño del monigote: si es grande se sabrá que se refiere a peatones, en general, sin especificar absolutamente nada; si es pequeño se sabrá que se refiere a niños y, por tanto, habrá que tener mayor precaución. Así de sencillo.

No obstante, ya hay señales como esta en las que uno de los monigotes lleva coleta. En este caso concreto, si bien es antieconómico, tiene relevancia la coleta porque trata de asegurar que el mensaje es bien entendido por el receptor: incide en el hecho de que son niños los que pueden cruzar, aunque según la lógica alcaldil el niño llevaría la cabeza rapada al cero.

Poniendo al monigote de las señales falda y coleta, fuera del caso anterior, lo único que se consigue es seguir eternizando los estereotipos: las niñas, con falda y coleta; los niños, con pantalón y pelo corto.

También podría dedicarme a hablar de esa costumbre de ser políticamente correcto y lingüísticamente inepto y que tanto se aproxima a la actitud alcaldil: “Queridos amigos y amigas, estoy encantado de que hayáis venido blablablá, porque todos y todas los y las que estamos aquí blablablá tenemos en común el interés por blablablear blablablá y vosotros y vosotras sabéis perfectamente que todos y todas tenemos que blablablá blablablá”, pero paso.

10 noviembre 2006

Coincidencias absurdas

Un 10 de noviembre nació Martín Lutero, el de la movida con el papa, y un 10 de noviembre nació José Hernández, el de la vida en la pampa; Lutero en 1483; José Hernández en 1834. Nótese que los años de nacimiento tienen exactamente los mismos números: el 1, fijo, en primera posición, ocupando el lugar de los millares; después están ‘483’, para Lutero, y ‘834’, para Hernández, y si rotamos los números vemos que están exactamente en el mismo orden:

483 --> 348 --> 834
834 -- > 483 --> 348

Al margen del juego numérico, no se puede pasar por alto el hecho de que José Hernández le pusiese a su obra más conocida el nombre de Lutero, y cuando digo el nombre digo el nombre: Martín, porque José Hernández fue el tipo que escribió Martín Fierro.

Murieron igual. Martín Lutero por un ataque cardiaco y José Hernández -que se apropió del nombre de Lutero para dárselo a su personaje, que inmortalizó al gaucho argentino- de lo mismo.

Pero Lutero vivió 11 años más que José Hernández. 11: son los dos unos, los fijos en sus años de nacimiento.

Descubrimiento intrascendente

(kreoke) Acabo de descubrir por qué últimamente se publican en Planet Murcia montones de entradas de algunos blogs: porque se han pasado a la versión beta y, por lo que se ve, en el proceso de cambio se republica todo el blog que, por tanto, se republica en Planet Murcia.

Seguramente a más de uno le parecerá una pollada, una obviedad, pero responde la pregunta que tanto me hacía yo y a la que tampoco le daba mucha importancia, bueno, tengo que confesar que últimamente pensaba: ‘a ver si Diego Sevilla arregla ya esto, porque es un coñazo’. Digo que responde la pregunta que me hacía muchas de las veces que entraba a Planet Murcia: ¿Por qué?

Decía que (kreoke) acabo de descubrirlo. ¿Cómo? Evidentemente porque me dije ayer: ‘vamos a ver esto del blogger beta qué tiene’, pero no vi nada porque cuando le pinché no sé qué pasó, porque tenía yo la atención dispersa, que sólo vi un cartelito que decía que ya me enviarían un mensaje para avisarme de no sé qué, y digo ‘no sé qué’ porque ya pasé de todo: yo lo que quería era ver qué tenía la beta, pero como se estaba procesando el cambio de ¿alfa? a beta no podía entrar en el editor y curiosearlo. Y hoy cuando he entrado en el editor me sale un cartelito que dice que ya está todo listo, ¡welcome to the fucking beta version, muthafucka!, y al pasar por Planet Murcia he visto que estaban publicados todos los putos posts apestosos de mi burdel.

09 noviembre 2006

Gimnasia egolátrica

[Haciendo ejercicios de egolatría (Ejercicio nº42: poner en el Google “el burdel del delirio” y fisgar / Ejercicio nº43: poner en el Google elburdeldeldelirio y seguir fisgando) me he encontrado aquí unos comentarios al post que escribí el 8 de septiembre: Quebedo. Es un foro en el que alguien lo pegó y comentan. La negrita y este color son míos.]


11-09-2006 13:15:38
Scherezada
- Moderadora
8 de Septiembre, aniversario de la muerte de Quevedo.
[MI POST: “QUEBEDO”]
Fuente: http://elburdeldeldelirio.blogspot.com/quebedo.html
"No hay que temer a los que tienen otra opinión, sino a aquellos que tienen otra opinión pero son demasiado cobardes para manifestarla." Napoleón.

#2 11-09-2006 14:30:55
xouba
- Moderadora
Schere guapa, no sé quien es el que escribe lo que posteas, de acuerdo sb Quevedo pero no con que los crios no lean pq en el cole les manden leer libros del XVII...

#3 11-09-2006 16:57:27
ANGEL
- Bolchevique
De acuerdo con la xou. Muy radical el autor del post. Aunque bien pensado, a lo mejor yo no he caído en la droga dura porque nunca me dejó de gustar, ni pasé de la Literatura, aunque a los 14 años ya hubiera leído a muchos clásicos, sin grandes traumas por otro lado.
"El lenguaje desvela al hombre. Habla para que te vea!" (Ben Jonson)

#4 11-09-2006 19:25:47
Scherezada - Moderadora
Me mandaron el enlace por correo y confieso que lo leí por encima. Cierto que es un pelín radical :-P pero al menos a mí me hubiera gustado que me enseñansen esa poesía y no una serie de libros que no le quito su mérito pero que aún los miro de reojo y pienso: "Cuando sea mayor los leo, a ver si entonces me entero" ;)
"No hay que temer a los que tienen otra opinión, sino a aquellos que tienen otra opinión pero son demasiado cobardes para manifestarla." Napoleón.

#5 11-09-2006 19:39:40
Orlando
- Moderador/a
No sé si la gente joven está "traumatizada" o qué; pero sí he visto que en algunos casos se han ecomendado lecturas que me parecen poco apropiadas para el público juvenil en general. Así, me parece una salvajada que a gente de entre 13 y 16 años se le haga leer "El árbol de la ciencia", una de mis obras preferidas. Y precismente el otro día, filosofando con un amigo a quien le gusta Baroja, me enteré de que a élse lo habían impuesto a los 13 o 14, con el resultado de que no se enteró de nada y no se le había vuelto a ocurrir leerlo.
Tampoco es cuestión de tratar a los jóvenes como si fueran memos, que parece que es lo que hacen en algunos centros, a juzgar por las lecturas que está teniendo que repasar una vecina profesora que tenemos. Y es que tampoco creo que haga falta que se les haga leer sólo literatura para jóvenes. Hay buena literatura que no aburre o que no desespera. Y sí, el lado más zumbón de Quevedo nos muestra sus excelencias como poeta igual que cualquier soneto lacrimógeno.
O.
"...perdonen que no me aliste..."(J. Drexler)

#6 11-09-2006 20:07:28
jantipa
- Moderadora
ummmm, esto de hablar en general hace que se pierdan los detalles, que es donde está la realidad. Hay alumnos de 13 años que entienden y disfrutan "El arbol de la ciencia", otros no lo harán nunca, ni cuando cumplan 80. En las escuelas se lee clásico y moderno, juvenil y no juvenil; en literatura y en otras asignaturas; en idioma castellano, inglés,francés,euskera, gallego y catalán; hay quienes no leen ni lo obligatorio, y quienes te piden un libro a la semana; hay "lectómanos" y "lectófobos" por múltiples factores y condicionantes personales, familiares, escolares, sociales....
Janti
"El cielo estrellado sobre mí..." (Kant)

Actos contradictorios

Un 9 de octubre el ejército boliviano asesinaba a Ernesto ‘Che’ Guevara con la inestimable ayuda de la CIA...

meeeec
meeeeeeec

saltan alarmas raudas
minúsculas bombillas incendiadas

el pentágono-ambulancia fragua
redada a la preclara mente Guevara

localícenlo / localícenlo /localícenlo
el programa de rastreo
arraaaaaaaaaaaaaaastra
cien tentáculos por sus testículos
olisqueando
cual perro callejero su culo en movimiento

localizándolo / localizándolo / localizándolo
objetivo localizado
repito
objetivo localizado

1967 octubre
el objetivo guerrea en Bolivia
derriba infamias
y aproxima utopías

neutralícenlo / neutralícenlo / neutralícenlo
porque intenta instalar la libertad en la tierra
y libertad no entra
dicen
en nuestro juego-estratego de dominar la esfera

neutralizándolo / neutralizándolo / neutralizándolo
objetivo neutralizado
repito
objetivo neutralizado

estos rígidos moluscos geométricos
estos rastreros de menos dos al tercio
porque de tres al cuarto indignos
asesinan héroes
asesinan sueños de un mundo más justo

No matamos héroes
dicen
los eternizamos
destruimos sus caras para estamparlas
en camisetas chapas banderas piercings sudaderas
y tú que apoyas su causa
a nuestras empresas pagas para comprarlas


PD. Oliverio Girondo no quería sufrir la humillación de los gorriones. Seguro que Ernesto Guevara tampoco. Ernesto la sufre, indudablemente. Lo que no sé es si la estará sufriendo Oliverio. Trataré de enterarme, pero espero que no.

08 noviembre 2006

De periódicos gratuitos o sodomizaciones lingüísticas

En primer lugar tengo que dejar claro que este es mi blog y aquí escribo como me da la gana, tomándome las lizenzias ke me apetezkan a la hora de eskribir. Distinto sería si escribiese noticias para un periódico, en cuyo caso habría que cuidar al máximo la gramática y la ortografía del texto. No sé si he abordado este asunto en algún post, pero como no recuerdo haberlo hecho (lo que no quiere decir lo contrario, y viceversa ¿?) voy a tirarle.

Hoy cojo uno de esos periódicos gratuitos: Crónica del Sureste. En la portada, foto gigante de Valcárcel en la Universidad de Berkeley, lugar donde ha ido a llorar sus penas acuáticas porque aquí no le hacen ni puto caso. Este dato lo incluyo por dos motivos:

a) Para que quede clara la tendencia política del periódico en cuestión, que si es más de derechas se sale del margen. Sirva de ejemplo esta noticia, cuya estructura y contenido dice bastante acerca de qué quiere transmitir:

Título: La alcaldesa dio ayer el primer paso para anular la urbanización en la zona de Lo Poyo. #> Si el lector no sabe de qué va la cosa, piensa: ‘Mira qué guay que es la alcaldesa, que va a paralizar una de las mil urbanizaciones que van a arrasar mi región, Murcia, que de hermosa ya tiene poco’.

Subtítulo: La Consejería de Medio Ambiente recibirá en breve la certificación municipal que le permitirá anular el proyecto de construcción. #> Y el lector piensa: ‘Y qué guay que es la Consejería de Medio Ambiente de mi región, Murcia, que por fin va a poder anular el proyecto, gracias a la alcaldesa, que les va a enviar la certificación que lo permita’. Hasta aquí todo indica que la alcaldesa y la Consejería de Miedo Ambiente estaban deseando anular el proyecto, casi da la sensación de que llevaban varios años sin dormir porque su único objetivo era paralizar la construcción de marras.

Autor: Redacción. #> ¿Cómo que Redacción? Pues sí, parece que Redacción es el autor de todos los artículos del periódico. En la Edad Media escribía un tal Anónimo casi todos los libros, como me comentaba Jony el otro día, y ahora, en este periódico, es Redacción quien lo escribe todo. Curioso.

Primer párrafo de la noticia: El Ayuntamiento de Cartagena ha dado el primer paso para acabar con el proyecto de urbanización de Lo Poyo, al informar oficialmente a la Administración regional de que aprobó inicialmente la modificación urbanística que lo hubiera hecho posible en una fecha que supone que se le aplique la nueva Ley Ambiental estatal, con lo que quedará anulado tal y como ha sido proyectado. #> En una lectura rápida, que es lo que hace todo lector de periódico, uno entiende que se está haciendo hincapié en el título y el subtítulo de la noticia, es decir, que la alcaldesa de Cartagena se ha puesto en contacto con la Consejería para que se paralice la construcción. Sin embargo, si se lee atentamente observaremos que no dice eso. En realidad lo que está diciendo es que el Ayuntamiento de Cartagena le ha dicho a sus colegas del Gobierno regional que, como aprobaron la modificación urbanística en un momento en que le es de aplicación -porque será retroactiva, supongo- la nueva Ley de Miedo Ambiente, hay que joderse y anular el proyecto, porque los del Gobierno central son unos cabrones que nos han jodido el negocio.

Sólo si llega al segundo párrafo, el lector se enterará de esto: Así lo reconocieron fuentes del Ayuntamiento, que recordaron que el Pleno municipal aprobó el cambio urbanístico el 29 de septiembre de 2005, admitiendo un proyecto que ampliaba a 712.000 m2 edificables los 585.000 que figuraban en el proyecto que fue anulado en 2000 por el Tribunal Supremo. #> O lo que es lo mismo: que todo lo que se ha estado haciendo para sacar adelante la construcción de la urbanización poyal ya fue anulado hace seis años por el Tribunal Supremo, pero luego, por lo que se ve, y según se deduce de la noticia, se hizo otro proyecto, pero esta vez ampliando el terreno edificable. ¿Jus-qué?

Y en el tercer y útimo párrafo leemos: Pese a este cambio, el proyecto hubiera podido seguir adelante de no haber sido promulgada el 28 de abril de este año una nueva Ley de Medio Ambiente (la 9/2006), que obliga a todos aquellos proyectos de urbanización aprobados inicialmente después del 21 de julio de 2004 a pasar por una serie de controles ambientales previos que no se le habían aplicado al proyecto de Lo Poyo. Entre ellos está el de que un proyecto que ha sido presentado incluso antes de esa fecha pero que ha sufrido una “modificación sustancial”, debe someterse a esos controles. De ahí que la Consejería no tenga otra alternativa que aplicar la ley y anular esa aprobación inicial. #> Este último párrafo es fantástico. No tiene desperdicio. Redacción, el autor del artículo, le está diciendo al lector con las primeras palabras de este último párrafo que, joder, se podía haber construido, lo que pasa es que los cabrones del Gobierno central aprobaron la Ley de Mierda Ambiente y, mira, no ha habido más cojones (“alternativa”) que anular el proyecto.

b) Porque no sé si el periódico era de hoy (día 7) o de ayer, así que si a alguien le interesa mucho comprobar lo que voy a decir que lo tenga en cuenta. [Actualización simultánea a la redacción de este post: como he descubierto que el periódico que critico tiene página web, he podido confirmar que es del día 7. Evidentemente, todo lo que he escrito antes no pensaba escribirlo porque no tenía el periódico, pero al encontrarlo en internet se ha presentado la ocasión de comentar en detalle la noticia que ponía como ejemplo y ha pasado lo que ha pasado. De todos modos, y para no extenderme mucho, como esto iba en principio de las incorrecciones lingüísticas en muchos artículos de los periódicos gratuitos, esta noticia es un buen ejemplo de cómo no hay que redactar, porque parece que está escrito a casico hecho para que no se entienda mucho. Ejemplo: lee detenida y atentamente el primer párrafo, especialmente a partir de la primera coma, a ver si se te ocurre una forma más sencilla y clara de decir lo que realmente quiere decir, desde un punto de vista más o menos objetivo, imparcial, porque agüita: lo único realmente claro es que "el Ayuntamiento de Cartagena ha dado el primer paso para acabar con el proyecto de urbanización de Lo Poyo"].

Decía que cojo el periódico y empiezo a leer por el final (porque soy un lector distraído y salteado de periódicos), donde ponen anuncios, publicidad y cuatro o cinco ‘noticias’ que más que noticias son polladas, tonterías, curiosidades, y que no encuentro en la versión digital. Leo que 150 iglesias evangelistas de 15 estados de Estados Unidos han incorporado canciones de U2 a su repertorio, blablabla, y que Fulano “oficializó una comunión” con uno de los temas de U2.

-¿Has dicho “oficializó una comunión”?

-Sí, eso es lo que he leído: “oficializó una comunión”.

Estimado Redacción: las comuniones, las bodas, los bautizos y conciertos de rock, las ceremonias en general, se ofician, no se oficializan. Haber sí kontratais 1 korrektor ke os korrija tanta falta linwístika, xk imajinate la kantidá de “ké burros” ke soltarán tus lektores en un dia, multiplikalas x 30 y te salen las bezes ke os yaman vurros en un mes, y eso lo multiplikas x 12 y tienes las bezes ke os yaman vurros en un año.

Y este problema lo tienen también los demás periódicos gratuitos que he leído, como 20minutos y Línea. Penosos.

Plagiando a Chochito Pelao:

PD. El verdadero problema de todo esto es que hay gente que sólo lee el periódico en ratillos libres, y no lee nada más, lo que hace que crea que, como está escrito en un periódico, todo es correcto, de suerte que las burradas lingüísticas que rebuznan en estos periódicos gratuitos contribuyen a malformar al lector de diarios que, por el contrario, podría salir beneficiado, y mucho, si lo que leyese estuviera bien escrito. Digo yo.

PD2. Todo tiene sus excepciones.

PD3. Tengo que confesar que quizá haya sido algo hiperbólico, porque últimamente no hay una excesiva abundancia de errores y tal; quizá esté aún influido por las burradas que me he encontrado muchas veces leyendo los periódicos de marras, auténticas sodomizaciones lingüísticas; y quizá sea por la que me he encontrado hoy, "oficializó una comunión", que se me habrán venido de golpe todos esos recuerdos a la memoria. Y me viene a la mente que, suponiendo que haya sido eso así, el "oficializó una comunión" ha actuado como la jodida magdalena que el caminante de Swann mojaba en el té, que en vez de bajar al estómago se le subió al cerebro e hizo como en una partida de pin-ball, dándole bolazos de acero a un armario lleno de cajones llenos de cajas llenas de recuerdos que se van desparramando, desempolvando, emergiendo.

07 noviembre 2006

Yo declaro

-Yo declaro -declaro yo-, ante mis lectores, aunque qué cabrones mis lectores, que no dicen ni pío, salvo el Jony, que me es fiel como el insomnio...

-¿¡Cómo se te ocurre, loco!? ¿Qué escritor en sus cabales llamaría cabrones a sus lectores?

-Joder, Baudelaire los llamaba hipócritas y nadie se quejaba...

-Sí, pero Baudelaire era Baudelaire, y tú eres el puto Ed. Expunctor, y aún no has publicado ni un mísero libro de poesía, cuando hoy en día cualquiera publica cualquier cosa. Sólo hace falta, indistintamente: A. Dinero para la autopublicación; B. Contactos; C. Ganar un concurso literario; D. Escribir bien y tener muuuucha suerte; E. Contactos; F. Contactos.

-La opción A me parece lamentable, sinceramente, y más hoy en día, que puedes hacerte un blog y publicar toda tu obra, y cuando digo toda digo toda, o sea, desde tus primeros cuadernos de ortografía Rubio hasta la última lista de la compra para el Mercadona....

-No te pases de listo...

-Vale. La opción B... Coño, si B=C.

-Muy bien, chaval, veo que aprobaste las mates en el cole...

-Sí, y con sobresaliente cum laude, que es lo que les ponen hoy a tooooodas las tesis doctorales, que hacía yo las integrales que no te digo, y antes de integrar hice derivadas, por eso agrego que B=C=E=F, aunque hace muchos años que lo único que derivo son las tostadas integrales de su envoltorio a mi estómago, y con poca frecuencia, porque a mí donde se ponga una buena barra de pan, pero una buena barra de pan, y disculpa que me repita, pero aquí la repetición es significativa, por si no te habías dado cuenta, y una buena barra de pan la puedes encontrar, por ejemplo, en Parra, una confitería que hay en la calle Cartagena, pero en Murcia, que hacen un pan que no te digo ná. Vamos, que muchas veces me dejo el marisco para comer sólo pan solo.

-Ya...

-A todo esto ya no sé qué iba a decir.

-Te doy una pista. Ibas a declarar algo a propósito de un comentario que has dejado hace un rato en un blog, en concreto en este blog, que yo sí que me acuerdo porque te ha salido el cartelito ese de: ‘su comentario se publicará si el propietario del blog lo autoriza’, o algo así.

-Ahhhh... Vale, vale. Yo declaro, ante todos mis lectores, aunque qué cabrones etcétera, que todavía no he pisado ningún gran centro comercial de las afueras: Eroski, Thader, Nueva Condómina. Y espero que sea por mucho tiempo. De hecho, si alguna vez voy -y quiera Dios o Arenas que no sea hasta dentro de cinco o diez años como mínimo- no será por iniciativa propia. Según he leído y oído por ahí, esos sitios son el paraíso de compradores convulsivos y compulsivos, y si hay algo que yo odie mucho, pero mucho-mucho, después de los mentirosos institucionalizados, digo de los políticos, es ir de compras.

-No te quejes tanto, porque todo el mundo tiene que ir a comprar...

-No, si yo no digo ‘ir a comprar’, porque ‘ir a comprar’ es sinónimo, en mi mundo, de ir al Mercadona; digo ‘ir de compras’, sinónimo de ‘vamos a salir a recorrer todas las tiendas de Murcia a ver si en alguna encuentras algo que te guste y cuyo precio no te provoque arcadas mentales’. La última vez que dije de ‘ir de compras’ fue por culpa de mis botines negros, que se rompieron porque resulta que el tacón estaba hueco (ya decía yo, en sus últimos días de vida, que se les salía aire por el talón, e iba caminando escuchando el prrffff psssss cada vez que pisaba con el pie izquierdo). Qué asco. Pasé por un montón de zapaterías preguntando si tenían botines, pero resulta que ya no están de moda y no hay casi nada; de hecho, por lo que se ve, les quedan los restos, algo que me recuerda lo que le ha pasado a Achopijo, que no encontró unos putos vaqueros azules, que tiene cojones... Pero te digo una cosa, Achopijo, eso ya me viene pasando a mí desde hace varios años con los vaqueros negros, porque antes había vaqueros azules y negros: a los negros los mandaron a tomar por culo y, por lo que se ve, el turno de la sodomización ya le ha tocado a los azules, que ahora, por lo que se vuelve a ver, lo que hacen es coger los millones de vaqueros azules que tenían guardados en los almacenes y ponen a dos o trescientos zagales de China con una navaja, un cúter o unas tijeras, un poco de lejía, barro, salsa de tomate, etc., a rajar y a manchar vaqueros azules de los de toda la vida para venderlos un 300 % más caros, y como la gente en general es gilipollas se los compra (y esta afirmación es irrefutable dada la indiscutible coincidencia de ges iniciales).

-Anda, no te enrolles tanto... A lo que ibas.

-Venga. Decía que en una zapatería en la Gran Vía, Vidal Roma creo que se llama, en frente del Aula de Cultura de Cajamurcia, vi unos botines que me gustaron, pero cuando vi el precio me froté los ojos por si me había salido un uno negro en la pupila, pero no: el uno estaba en la etiqueta. 169 €. ¿Unos zapaticos 28.120 pesetas? ¿Pero es que somos ricos o qué? Aunque la pregunta correcta es: ¿Pero es que se creen que somos giliopollas? Claro, creen que nosotros somos gente en general, pero no...

-¿Pero encontraste algo al final o qué?

-Sí. Y me di cuenta de que la vida es una ruina circular...

-¿Et commo fue esso?

-Pues fue así: la primera tienda a la que fui fue Rumbo, por todos de sobra conocido, y vi unos botines, los únicos que había, pero el precio me tiró un poco p’atrás, como Lucio, porque será que yo vivo en el mundo pre-euro, pero 75 € me parecía un abuso por unos zapaticos: que son 12.500 pesetas, o sea, doce talegazos y medio, que ni siquiera las zapatillas más guais del barrio costaban eso antes. Total, que le digo al dependiente que mejor voy a mirar otras cosas. Pero tras una semana y pico de búsqueda infructuosa, pero no constante, no he encontrado nada, sólo unos botines en una zapatería de la Gran Vía que no es la que he mentado antes, los vi un poco largos y tal, así que me los pruebo y le digo al dependiente: ¿estos son para el Payaso de It o qué? Coño, un poco de clase... De todas formas, al margen del alargamiento punteril, eran muy feos (con un forro violeta en el interior, vaya mariconada, como si a los calcetines les alegrase la vista y tus pies fuesen por ello más felices, a no ser que el forro violeta le hiciera felaciones a los dedos de los pies, en cuyo caso habría que estudiar el tema independientemente del precio...

-No te enrolles tanto, anda...

-No, si ya he terminado. Que me compré los del Rumbo, doce talegazos y medio, y los precios más o menos rondan esa cifra, diez o quince euros arriba o abajo. De aquí a diez o quince años tendremos que hipotecarnos para comprarnos un par de zapaticos, me cago en la ostia, que diría el Jansa.

--------------------------------------------

Fe de Ratas:

# Donde pone “Eroski” debe poner “Ikea”, lugar donde hay ratas porque de todos es conocida la predilección de las ratas por la madera, pues al fin y al cabo son roedores, como mis gerbos, que no te digo la cantidad de madera que pueden roer si yo se la doy y ellos se ponen. Además, la empresa trata a los clientes como a ratas porque, según me dicen todos los que han entrado y salido -pues seguramente alguien todavía estará buscando la salida-, la estructura del centro es laberíntica de pasillo único, de suerte que si quieres comprar un tornillo tienes que recorrerte la tienda de cabo a rabo, aspecto que incide en la fisiología de las ratas, dado que tienen rabo y trepan por los cabos de los barcos cual polizones para extender epidemias, desolación, muerte.

# Donde pone “Condómina” debe poner “Condomina”. Grave error subsanamos en esta ‘fe de ratas’ con sólo quitar una tilde, porque ‘condómina’ es ‘condueña’, y no queremos nosotros afirmar, bajo ningún concepto, que las dueñas de la Condomina sean unas ratas, es decir, animales que encarnan grandes virtudes humanas, tan en boga hoy día gracias a Dios, como la avaricia, la codicia, el engaño, la tacañería, el subterfugio, etc.

-------------------

Nota: En principio este post sólo iba a constar de dos líneas: “Yo declaro que todavía no he pisado ningún centro comercial de las afueras, ni tengo intención de hacerlo”, pero tú tienes un plan, las cosas tienen otro, el tuyo no coincide con el suyo, se producen conflictos intrascendentes, se banaliza la muerte y así va el mundo.


06 noviembre 2006

Nada

Nada ansío de nada,
mientras dura el instante de eternidad que es todo,
cuando no quiero nada.


*En la imagen de la derecha, "nada". El espectador atento ya se habrá percatado de que la imagen es falsa, dado que la nada nada es. El lector atento ya se habrá percatado de que la afirmación anterior es igual de falsa que la imagen, dado que la nada ni siquiera es.

03 noviembre 2006

Política

Últimamente me asquea de forma excesiva la política. Me producen un asco atroz, abominable, los políticos. Me hastían de una manera insólita. Repulsivas aberraciones de la naturaleza. El de allí y el de allá, el de aquí y el de acá, el de ahí y el de ahá. No se salva ninguno, porque ninguno salva a nadie.

Alma putrefacta,
infecciosa bilis corrosiva,
miasma deletérea,

veneno imperdonable,
efluvio virulento,

pústula blasfema,
termita necrófaga,
supuración cáustica,

padre avaricioso,
hijo de la codicia,
espíritu corrupto.

Yo te maldigo
en el nombre de nadie
y de su hijo
y de su recuerdo incendiado.

Amén.