15 junio 2006

En busca del planeta de los simios y de los simios del planeta

Dice Stephen Hawking que "no encontraremos ningún lugar tan bueno como la Tierra, a menos de que nos marchemos a otro sistema solar". ¿A otro sistema solar? Y cuando oyes esto no sabes si el tipo lo dice en serio o se quiere quedar con nosotros... Y añade que "si somos capaces de no matarnos a nosotros mismos durante los próximos 100 años, podremos ser capaces de tener asentamientos (en el Espacio) que podrían mantenerse sin el apoyo de la Tierra". Ahí sí que ha dado en el clavo, porque cien años, tal como están las cosas, son muchos años y eso sí que lo tiene claro. Por ejemplo, ahora quieren cargarse la mitad del Amazonas (privatización de cinco millones de kilómetros cuadrados, que se dice pronto), que es algo así como si te dicen: "Oye, que te vamos a arrancar un pulmón, así que respira poco, flojo y bajito, porque sólo te va a quedar uno, y recuerda: no des grandes bocanadas no sea que te quedes en el sitio...".

Y esto del Amazonas parece que enlaza con lo que dice Hawking: "Para la especie humana es importante expandirse en el Espacio para mantener la supervivencia de la especie. La vida en la Tierra vive un riesgo creciente de ser barrida por un desastre, como el calentamiento global, la guerra nuclear, un virus genéticamente modificado u otros peligros en los que aún no hemos pensado". Pues sí, porque sin naturaleza no sé cómo vamos a sobrevivir en la tierra.

Total, que en vez de preocuparse por los tres árboles que tienes en la puerta de tu casa, que no quieres que te los quiten pero que los quitas cuando quieres, echa una firma para que no destruyan el Amazonas, porque sus árboles son mis pulmones, los tuyos y los de todos.