05 junio 2006

La frase del mes

«Considero, asimismo, que la piratería, que popularmente se identifica con el top manta, aunque existen otros cauces para perpetrar ese expolio, no debe, en ningún caso, ser motivo de mofa o burla, dada la gravedad de sus efectos para la industria de la cultura en nuestro país» (Ramoncín).

Claro, faltaría más. ¿Cómo sería siquiera imaginable reírse o burlarse de la piratería? No, no, no. Nos podemos reír de todos los dioses, de las diversas iglesias, de los políticos, de los vecinos, de los listillos, de la vida, de la muerte, del hambre, de la riqueza, de la enfermedad, de las razas, de los credos, de los habitantes de Lepe, de las nacionalidades, etc., pero ¿de la piratería? No, “en ningún caso”. La piratería es el delito que se sitúa en la cúspide de todos, es el más grave y el más inhumano: el mismo nombre vulnera, al ser pronunciado, nuestra dignidad humana y nos convierte en seres desalmados, rastreros, abyectos.

Esperamos fervientemente que dentro de poco reformen el Código Penal para incorporar un nuevo delito contra la propiedad intelectual:

“1. Quien bromeare con o se burlare del tema de la piratería será condenado, por acto de traición al espíritu industrial de la cultura nacional, a treinta y dos días y siete horas de inhabilitación para ejercer su derecho a la libertad de expresión. Se entiende que con dicho comportamiento actúa como cómplice del expolio que perpetran los piratas.

2. En caso de reincidencia, la pena se impondrá multiplicada por el número de veces que se hubiere reincidido”.

4 comentarios:

Jonathan Fernández dijo...

Yo de la piratería no me río, pero de Ramoncín ... jeje

Ed. Expunctor dijo...

Hay que reírse de todo, hasta de la propia sombra... tanto de la buena como de la mala.

José Manuel Martínez Sánchez dijo...

Desde luego que sí. Yo no considero piratería el bajarse cosas por internet. Es solamente compartir, como si un amigo te deja un disco para que te lo grabes. ¿Es que está prohibido compartir? Sin duda que en estos tiempos sí. Pero bueno, si es Ramoncín el que habla la cosa no es tan grave como parece, supongo. Él si que es un auténtico pirata, plagiador de la música rock como ninguno, y su música entonces ¿no es también piratería? ¿Ha pagado a Elvis los derechos por intentar en los 80' ser su réplica cutre a la española? Sí, Elvis era el Rey y Ramoncín también, pero del pollo frito. :)

Bueno, me callo ya, que estos temas cabrean cuanto más se piensa en ello.

Saluds.

Ed. Expunctor dijo...

Ahí llevas razón: cuantas más vueltas le das al tema, más te cabrea, porque es injusto que esos tipos se llenen los bolsillos de billetes robándonos, y lo grave es que el Parlamiento de este país haya impuesto por ley el robo que perpetran los piratas autorizados con copyright y con copyshit de la SGAE (a los piratas les encanta eso de "al abordaje", "el botín", "las vírgenes para mí" y todas esas cosas).