14 agosto 2006

Penélope en llamas

Este sábado nos fuimos a Lo Pagán Arenas y yo a pasar la tarde en la playa, donde yo me negué a bañarme porque, seamos sinceros, el agua del Mar Menor da un poco de asco dado su estancamiento y otras cosas, y para salir por allí con unas amigas. Hicimos un botelleo en la playa tirando de carricoche, brugal & humo, y luego nos fuimos a un bar llamado Magallanes. Para mis expectativas estuvo bien porque pusieron a los Red Hot, los Greenday y algo más que se podía oír, pero... luego nos fuimos a Santa María, madre de Dios ruega por nosotros pecadores etc., donde la música dábame un poco de asco (reggaeton y cosas del estilo). Eso sí, seguridad hay para parar camiones, porque había seguratas cada dos pasos: dos en las escaleras y cerca de los aseos para que la gente no se parase y evitar que se produjesen embotellamientos. Hubo dos o tres cortes de luz, algo que luego tuvo una explicación lógica. Por cierto, encima de la puerta de los aseos había un letrero eléctrico donde se podía ir leyendo conforme pasaban las letras: NO DETENERSE. LAS ESCRALERAS Y LOS ASEOS SON LUGARES DE PASO.

A lo que iba: que de pronto empezamos a fruncir la nariz, nos miramos y "oye, se huele a quemado", "pues sí, se huele"... Y, claro, estamos en la planta de arriba, al aire libre, todo de madera, y no molaba, así que empezamos -y todo el mundo empezó- a bajar las escaleras, pero sin histerismos, cosa de agradecer. En la planta de abajo no se olía. Salimos fuera y... En el garito de enfrente, Penélope, lo que parecía ser un contador eléctrico echaba fuego y humo. La gente se apelotonaba en la calle. Los brazos levantados y el móvil en mano, la gente echaba fotos y grababa lo que ocurría. Pero tranquilamente. Un tipo con un extintor trataba de apagar el fuego, pero las llamas se encendían cada vez más. Llegó la policía, llegaron los bomberos. La gente seguía echando fotos, así que le digo a Arenas: saca el móvil y le echamos un par de fotos aunque sea para ponerlas en el blog:

Click

Click

1 comentario:

Sakkarah dijo...

Pues menos mal que la gente bajó sin histerismos...El miedo en estos casos entorpece totalmente.

Me ha gustado el blog. Un beso.