22 febrero 2007

Literatura y Pornografía

El 22 de febrero de 1939 moría Antonio Machado en Francia, exactamente en Collioure, lugar al que fue no por gusto, sino porque aquí, en España, unos tipos despojaron, mediante la fuerza armada, al pueblo de su poder de decisión, y por lo que se ve estaban locos, pues querían matar a medio país, aunque al final sólo mataron a una cuarta parte de verdad; a otra cuarta parte la mataron de mentira; a otra parte la mataron a disgustos, como matan algunos hijos a sus madres. Sin duda un día triste el de la muerte de Machado porque, qué duda cabe, fue un gran poeta, como su hermano, que escribía muy bien, pero Manuel era de derechas, aunque luego se arrepintiese, según se cuenta, así que la Historia, que hace balance de todo, lo ha tratado peor, como diciendo:

-Viviste muy bien, escribiste poesía, comiste mejor, apoyaste a la muerte y a sus secuaces; te castigo por ello quitándote la fama y el renombre, por malo, en el mal sentido de la palabra.

Y lo castigó tanto que casi ni se conoce su existencia, que ha quedado eclipsada totalmente por la de su hermano Antonio, que las pasó canutas, quizá por eso la Historia lo trató mejor, como diciendo:

-Viviste regular, escribiste poesía, comiste peor, huiste de la muerte, aunque al fin te agarró lejos de tu amada tierra, donde yacía Leonor; te doy por ello la fama y el renombre, por bueno, en el buen sentido de la palabra.

Y lo premió tanto que su existencia se conoce en casi todos los rincones cultivados del mundo.

Para quitarnos este pesar y este mal sabor de boca que nos deja el exilio y la muerte, cerraremos este post recordando que el 22 de febrero de 1982 nació Jenna Haze, que no ha escrito nada que se conozca más allá de las redacciones que hizo en el colegio, lugar que abandonó a los 14 años, pero que, hasta el momento, ha chupado muchas pollas y ha comido muchos coños en las muchas películas que ha protagonizado.