29 marzo 2007

Don Quijote

He vuelto a leer Don Quijote de la Mancha.

La vez anterior me reí mucho con las aventuras y desventuras de este sin par caballero, flor y nata de los andantes.

Esta vez, sin embargo, me ha resultado el libro más triste del mundo.

1 comentario:

Chufowski dijo...

yo lo leí en el instituto a la fuerza y lo olvidé de seguido. Hace un par de meses lo volví a leer y me pareció una obra de arte, un libro dramático, irónico con unas salidas de tono y un dominio de la prosa al alcance de muy pocos. Por encima de todo El quijote es un libro extraordinariamente divertido, que le da mil vueltas a cualquier best-seller que puebla las librerías.