14 abril 2007

Huesos serán, mas huesos profanados

De: Ed. Expunctor
Para: Quevedo, Oliverio

Fecha: 20:33 h., sábado, 14 de abril de 2007
Asunto: Te han jodido

¡Qué pasa, troncos!

Nada, aquí todo bien. Os escribo para avisaros de que a ti, Francisco, te han desenterrado los huesos. Y que volví a rerreleer tu libro encefálico, Oliverio.

*


De: Quevedo
Para: Ed. Expunctor, Oliverio

Fecha: 20:57 h., sábado, 14 de abril de 2007
Asunto: Re: Te han jodido

¡Y qué poca vergüenza, y qué falta de respeto! ¡Desenterrarme los huesos a mí, a don Francisco de Quevedo! Ya mis cenizas no tendrán sentido, ni será enamorado el recuerdo de mi polvo, tan sólo fría llama: huesos serán, mas huesos profanados.

*


De: Oliverio
Para: Ed. Expunctor, Quevedo

Fecha: 20:49 h., sábado, 14 de abril de 2007
Asunto: Re: Te han jodido

¡Qué les parece!

Los profanadores de tumbas por fin descubrieron que sigues tan flaco como siempre, querido Quevedo. Si supieran dónde estamos enterrados en realidad, no tendrían más remedio que ahorcar sus pupilas de bosta con los cordones negros de sus mugrosos zapatos.