03 septiembre 2007

Herencias

La muerte con su capa
de dardos y de espadas,
el tiempo con su cofre
de arena y de cristales,
la suerte con su caja
de dados y de cartas,
el amor con su bolsa
de polvo y de cenizas,

el olvido sin su arca,
las máscaras sin ojos,
los ojos sin pestañas
ni párpados caídos,

las lenguas sin palabra,
los verbos sin persona.

Las voces sin su nido.


1 comentario:

Chufowski dijo...

no hay nada más triste que un verbo imporsal o un amor intransitivo