31 octubre 2007

La historia de todos los días

Que no es otra que la que sucede cuando llegamos a la retención que se produce en la autovía Albacete-Murcia al llegar a Murcia, de la que ya me ocupé y que ahora ejemplifico con un coche concreto, y sólo uno porque no me puedo quedar con las matrículas de todos los que lo hacen, pero ver he visto a tres o cuatro, para variar. Hoy le toca hacerse famoso aquí a un BMW conducido por una mujer, que llegando casi a la cola de la retención de marras me ha adelantado por la derecha y se me ha puesto delante, pero no me quejo por eso. Lo malo ha sido que se me ha puesto delante para meterse otra vez en el carril derecho y coger la autovía Murcia-Cartagena, de modo que la tipa se me ha clavado delante y he tenido que pasar de 100 a 30 km/h en cero coma. La tipa, con su BMW caro y su cara de yo no hago colas porque para cara la mía, se ha ahorrado ¿un minuto? y ha puesto en peligro la vida de otros conductores. Muy bien, señora.

El modelo del BMW no lo sé, porque en ese detalle no me ha dado tiempo a fijarme, ya que tenía que ir pendiente del momento en que me la iba a jugar, porque ya, por norma, cuando llego a esta altura de la autovía me multiplico los ojos y aumento la distancia de seguridad, pero sí que me he quedado con su cara y con su matrícula. La cara no la pongo porque no sé dibujar, pero la matrícula sí, para aviso y prevención de conductores: BMW de color gris plateado con matrícula 8734DJD.