27 febrero 2008

Luz y blanco

De miel tus ojos satélites
circundan mi cuerpo ingrávido.
Me flotan más tus lunas
de almíbar cuando me miran
y me inyectan su blancura
con labios de blanca aguja:

son tus estrellas brillando
diluvios de luz y blanco,
refulgiéndome sus rayos
de blancor inmaculado.

De miel tus ojos reblancos
lamiendo mi cuerpo ingrávido.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me tienes impresionadísima, ¡que fluidez!

Un beso
Isabela

Thedarksunrise dijo...

Qué claridad y qué brillo. Blanco nuclear, querido. Besisss

Ed. Expunctor dijo...

Fluidez blanca y brillo impresionante XDDD