11 febrero 2008

Seremos sólo uno

Seremos un árbol, un solo árbol,
seremos ramas que se entrelazan orgiásticas
sobre la niebla y los vapores de la cama,
arrebatadas hojas y savia blanca,
esencias transustanciadas, sacrosantas,
que saltan sobre otras ramas que se enlazan
a nuestras ansias, a nuestras ganas de algazara,
de lúbrica desenfrenada e innata.

Seremos uno, sólo un árbol,
seremos flores que se abren y desparraman
polen, lágrimas, sustancias divinas, sagradas,
que encajan con otras flores que derraman
sus pétalos, sus ovarios, sus filamentos incendiados,
otra vez sagrados, otra vez divinos, sacrosantos,
qué es si no el cáliz, qué, si no, el receptáculo,
sobre los túmulos y los tálamos
donde copulan la muerte y el orgasmo.

3 comentarios:

Pilar M Clares dijo...

Y eso, en el presente.
Un saludo

Ed. Expunctor dijo...

No sé, según qué hayas entendido.

Salud.

Rossy dijo...

Wao a mi me encanto me gustaria saber si tiene musa