09 abril 2008

Nexos

Nexos.

Tus ojos, tu aliento, tu pelo,
tus brazos, tus muslos, mejillas,
orejas, caderas y el velo
que terso cubre tus costillas.

Nexos.

Tus dedos, tus verbos, el celo
azulado, azucarado,
de tus labios, y el dulce vuelo
sensual de tu torso alumbrado.

Nexos.

El teorema de tu arena,
el volumen de tu insinuado
pecho, corazón que barrena
con asaltos de beso mi hado.

Nexos.

Las geometrías de tus formas
y de todo lo que las llena:
tu ser, pensamientos y hormas
de tu alma, y ella de amor plena.

Nexos.

Finas hebras indestructibles
que nos anudan invencibles.


6 comentarios:

Nuevo Icaro dijo...

Me gusta mucho el ritmo de esta poesía, al igual que otras muchas anteriores me da la sensación de que las escribes con mucha facilidad, y aunque me encanta me siento algo frustrado, ya que a mí escribir poesía me cuesta un mundo y más y la que escribo no alcanza tu nivel.
Una vez más enhorabuena, Ed.

Ego dijo...

Rompe el nexo.
Cuando seas libre, arrepiéntete.
Todos somos un poco Sísifo.
Saludos

Ed. Expunctor dijo...

Nuevo Ícaro-- Muy agradecido. Este poema tiene unos cinco años, de modo que es anterior a los anteriores ;)

Ego-- La tragedia clásica ya está más que superada... Después de Sísifo llegaron los sifilíticos, pero los profilácticos pusieron término a la tragedia gálica.

Maine dijo...

También los nexos los cortan las guadañas, por desgracia, querido mío...

Saludos neblinosos.

Thedarksunrise dijo...

Eso de la perfección en la unión de los cuerpos no era una teoría de la física cuántica??? xDDDD Precioso Ed. Besissss

Ed. Expunctor dijo...

Maine-- Los nexos los cortan hasta las uñas, por eso hay que limarlas...

Dark-- Por supuesto, es una cuestión de estricta física...

Paz!