03 abril 2008

Sobre los premios literarios (III)

Fragmento de una entrevista a
Jonathan Littell

«Hay que juzgar cada libro en función de sus objetivos y sus propias exigencias, y no en relación con otros libros. Ésta es la razón por la que no me gustan los premios literarios. Tienden naturalmente a enfrentar unos libros con otros. Yo le he enviado una carta a Gallimard en la que le explico que no estoy contra los demás autores. Mi libro está contra él mismo, trabaja contra su propia exigencia, que, desde luego, no alcanzará nunca. [...]»

[Entrevista realizada por Samuel Blumenfeld
17/XI/2006
Publicada en El País]

4 comentarios:

Meg dijo...

Precisamente hoy abandona "La benévolas" tras varios intentos infructuosos de seguir con su lectura. Nada, que no paso de la página 30. A pesar de que ha ganado el Premio Congourt de novela.

Menos mal que era libro de biblioteca.

Ed. Expunctor dijo...

Bueno es saberlo, precisamente porque, al leer la biografía del autor y tal estaba pensando en comprar el libro, pero haré lo que tú, pillar uno de biblioteca para echarle un vistazo.
Yo sólo me he dejado un libro a medias. Cuando el doctor Zhivago se subió al tren le dije: "Ahí te quedas", y volví a dejar el libro en la estantería. Esto fue hace mucho, estaríamos juntos en clase por entonces, así que estoy pensando en volver a pillarlo...

Meg dijo...

Tuve un profesor en el instituto (ahora en la uni, afamado bloguero murciano y pseudoescritor) que decía que leer libros con desgana es como no leerlos.

Las benévolas peca, quizá, de estar demasiado bien "hecho", en el sentido de que está muy documentado, porque cuando llevaba tres páginas llenas de nomenclaturas en alemán de las gradaciones del ejército nazi y me había pasado más tiempo viendo el anexo que leyendo, me dije que ese libro no era para mi.

Ed. Expunctor dijo...

Los libros con excesiva documentación se hacen muy pesados a no ser que te apasione el tema mucho.

No sé quién es ese afamado bloguero murciano pero en mi opinión se equivocaba. Leer libros con desgana no es como no leerlos, porque no leerlos no iría más allá: leer libros con desgana tiene una mayor trascendencia porque te quita las ganas de leer cualquier libro. Esto suele pasar durante el colegio y el instituto. Les mandan a los chavales libros que no les gustan, los leen con desgana y les acaba dando asco leer libros.

Salud!