06 mayo 2008

Versión original

Después de ver tantas series y tantas películas inglesas y americanas en versión original subtitulada en su idioma, echó de menos, cuando viajó a Londres, ver pasar los subtítulos a la altura del pecho de los londinenses con los que trataba de comunicarse.

5 comentarios:

Duckland dijo...

Hace tiempo coincidí con un ávido viajero que andaba siempre con un pizarrín en el que escribir sus interlocuciones... He ahí los subtítulos.
Lo malo es que su guión se reducía a un listado de frases traducidas de antemano previsiblemente necesarias lo que hacía que sus experiencias se empobrecieran enormemente.

Jonathan Fernández dijo...

Quizá parte del interés que suscita viajar fuera de tu país sea ese "no saber". El reto de salir adelante poniendo a prueba el intelecto en un entorno hostil. El pequeño juego de "a ver como salgo de esta" pero sabiendo en el fondo que no ocurrirá nada.

Nuevo Ícaro dijo...

Me has hecho reflexionar, y creo que he hallado la solución a algo que rondaba la cabeza, llevo tiempo pensando en hacer un viaje "cultural" a Holanda, ya sabes la tierra del tulipán y otras flores, pero de idiomas ni papa así que haré una pequeña encuesta subliminal a mis colegas y a ver que sale.

Anónimo dijo...

No hay nada mas interesante que ponerte a prueba,yo me sorprendo a mi misma.
Y para viajar cuanto mas desconocido sea el idioma la cutura y el pais,mejor.
Solo envidio dos cosas en la vida,la gente que sabe idiomas y los que saben tocar la guitarra,guau!!

mem.

Ed. Expunctor dijo...

Yo utilizo una estrategia inaudita. Cada vez que salgo de España, desde el mismo momento en que atravieso la frontera, me hago el mudo, gesticulo mucho, muevo la boca de forma histriónica sin que salga de ella un solo sonido. XDDDD