19 julio 2008

Apología de la mentira

Los telediarios, periódicos y demás medios de comunicación llevan a cabo, a día de hoy, la mayor apología de la mentira jamás conocida. Los políticos mienten y todos esos medios se hacen eco de sus mentiras y las amplifican. Quiere decirse que progresan gracias a las mentiras de los políticos, que de decir la verdad habrían sido ajusticiados en la plaza del pueblo ante la mirada impávida de la propia policía. Las mentiras florecen en sus bocas como gusanos en las de los cadáveres.

Al tiempo de la información y la desinformación le sucede la Época de la Informentiración, y a nadie le queda la más mínima vergüenza y honestidad para reconocer que el sistema endogámico-político se nutre de mentiras. Y como al político sólo le interesa su bien privado y familiar, nunca moverá un dedo para intentar exterminar los males que asolan la sociedad, pues aún no se sabe de ningún político que se haya suicidado, a pesar de que los periódicos y telediarios muestren a muchos de ellos en primera plana con el gatillo bajo el dedo.

Ahí está la pistola, ahí la apología.

5 comentarios:

Nuevo Ícaro dijo...

Cierto, los políticos mienten, son los payasos del gran circo de la mentira, interpretan su papel en la gran pista central y el gran público (la sociedad) ríe su bromas y sus payasadas. Esconden su corrupción y mentiras bajo gruesas capas de maquillaje, y desde luego, los medios de comunicación también juegan a su juego, y si alguno de estos payasos se presenta de forma honrada y sin maquillaje en la gran pista, es destruido. No existen los políticos honrados, la gente honrada no se dedica a la política.

dani rigo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tu post, es una pena, pero es así, el Periodismo en la actualidad está fallando en lo que debe ser uno de sus cometidos principales en cuanto a servicio hacia la sociedad se refiere: la perspectiva crítica y la vigilancia constante de la acción política. A día de hoy los medios son sus simples siervos y algo debemos hacer para cambiar la situación, y me da que tiene que ser un cambio muy grande... creo que la clave está en el empresariado que controla los medios, y una vía de escape a su dominio, los blogs con capacidad crítica como este.Enhorabuena por ello.

Saludos

Duckland dijo...

La perdida de mi dignidad, de mi autoestima, de mi tiempo, de mi vida social, emocional, espiritual y pública, de mi sueldo destinado a antidepresivos, ansiolíticos, el destinado a compañías telefónicas, el destinado a clinicas de desintoxicación informacional, el destinado a la visita de varios de esos especialistas que acaban en ologos... Además de varios años de mi vida...

Todo eso y más me costó infiltrarme en la base del pequeño nucleo político, ecosistema de un epicentro bullicioso y cambiante, de un pueblo que iba a saltar por los aires y que me salpicaría hasta casi hacerme perder la razón.

Y solo hablo por mi. Y tuve suerte.

Hermanos de prensa, envidio vuestra fuerza pero no os hecho de menos.

Chufowski dijo...

y si encima les pillan, sacan pecho y el partido les arropa, pues confunden la lealtad con cohonestar la desvergüenza.
En Logroño a un fulano que apañó unas oposiciones para meter a su sobrino, el partido, el PP encima le promocionó y le dio un cargo mejor, además de ser ya alcalde de su pueblo. No solo no se dimite, es que la palabra, honor y vergüenza no tiene cabida en su voculario. ¿Suicidarse?.

Chufowski dijo...

Los medios de comunicación son los paladines de los políticos. No hay crítica verdadera, todo está mediatizado, y da igual una cadena que la otra, un periódico que otro, porque ya sabemos de que pie cojea cada uno. Hablamos de pluralidad pero es la pluralidad de lo único, no hay alternativas, voces dispares, que enseguida se acallan o se compran. Luego ves un programa como Callejeros, y te preguntas ¿esto existe?, pues sí existe, pero hoy por hoy sino lo ves con tus propios ojos o no lo ves en televisión "lo que no sale no es"...