25 agosto 2008

Anoche, en Cieza, Loquillo

Grande, como siempre,
y elegante como el Cadillac,
solitario...

3 comentarios:

Antonio Rentero dijo...

A mi es que lo del Cadillac solitario siempre me ha parecido una fantasmada... a ver, que eres un pobre pringao de Barcelona... cuando tienes penas te subes al monte con la ciudad a tus pies a llorar en un Seat Ibiza...

Y te lo dice uno que tiene un Pontiac Bonneville descapotable del 62, pero lo que uso a diario es un Ibiza, y el dia que tengo penas me voy en el Ibiza, no en el Pontiac :-(

Ed. Expunctor dijo...

Hombre, el coche es lo de menos, aunque no tanto. En la canción, él quería ir a L.A. con ella, pero míralo, ahí está, solitario en su Cadillac de segunda mano, que es lo único que le queda de su sueño. Pura melancolía.

Okupa K. dijo...

Qué triste, Loquillo... Aunque me sé de alguna que seguro que disfrutó como una loca con el concierto... Un besico desde aquí :P