10 septiembre 2008

Tumbarse

Mi jerba Dana ha adoptado últimamente un comportamiento propio de cánidos y felinos más que de roedores: se tumba. Si no fuera por el especial tamaño de sus brazos, se le verían salir por debajo del morro como si de un perro acostado se tratase:

2 comentarios:

Ruby dijo...

Mirón de mirones. :), Sin acritud.

Ed. Expunctor dijo...

Eso es lo que pensé cuando acabé de escribirlo: Soy un metamirón, XDDDD.