23 septiembre 2010

La bella muerte de Jesús de Nazaret

Queridos hermanos en la certeza atea:

El sermón de hoy va a tratar el arte de la lógica argumentativa, para ejemplificar las manipulaciones de que puede ser objeto el lenguaje. El ejemplo de hoy versará sobre la figura mitológica de Jesucristo. Él, según cuentan, vino a la tierra para redimir a los hombres de sus pecados, para lo cual debía morir. Él sabía que debía morir, pues él, según los mitos cristianos de la Iglesia de Roma, es uno con el Padre y con el Espíritu Santo: tres personas en una, y esto sólo puede ser objeto de fe, esto es, de creencia ciega. Por tanto, hermanos, Jesucristo vino a la tierra para morir por los hombres, porque quiso, en su bondad infinita.

Y fijaos, hermanos, si fue bella la muerte de Jesucristo, esa muerte que él quería, que él buscaba, porque se la buscó, y bien buscada; fijaos, decía, si fue bella su muerte que ya van casi dos mil años y ¿cuántas pinturas, esculturas, chapas, llaveros, estampitas, libros y películas, así como tebeos, camisetas, medallas, anillos y hasta tatuajes le han dedicado? Tan bella tuvo que ser la muerte de aquel Hombre-Hijo-Dios desahuciado por las gentes de su entorno y condenado a la cruz. Sin embargo, y por mucho que les doliera a sus ejecutores, él(Jesucristo) / ellos(Padre, Hijo y Espíritu Santo) no sufrió/eron: no se puede afirmar que sufriera/n: era/n Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, pues en ningún momento dejó/dejaron / deja/dejan / dejará/dejarán de ser tres personas en una, y ya sabemos que Dios, por definición, fue/fueron / es/son / será/serán insufrible/s, es decir, no pudo/pudieron / puede/pueden / podrá/podrán sufrir.*

No, disculpad, hermanos, lo de insufrible era una broma: no es insufrible, porque los hechos demuestran que se puede sufrir a Dios, y de qué manera. Quería decir que Dios, por definición, es decir, tal como lo han definido, no puede sufrir. De modo, hermanos, que Jesucristo-Dios quiso morir y murió, y qué bella su muerte, por él querida e indolora.

¿Y qué es la eutanasia? El diccionario la define así: “Acción u omisión que, para evitar sufrimientos a los pacientes desahuciados, acelera su muerte con su consentimiento o sin él”. Eutanasia es un término que viene del griego: εὖ, bello, bueno, y θάνατος, muerte: bella muerte, o buena muerte.

Argumentación toda esta que nos conduce inexorablemente a una conclusión lógica y evidente: hermanos, Jesucristo practicó la eutanasia. Y si no se acepta esta conclusión, la única admisible sería, entonces, que Jesucristo se suicidó con ayuda de los romanos, pero, si así hilamos, hemos de añadir, hermanos, que qué es la eutanasia sino un suicidio realizado con la ayuda indispensable de otro.

¿Por qué, entonces, los que dicen ser no sólo sus representantes sino incluso quienes reciben su palabra en forma de revelación y la dictan e imponen a los hombres, por qué, decía, hermanos, se oponen a tan bella práctica de la muerte?


_______________

*Advertís así, hermanos, lo complicado que es hablar con propiedad acerca de Dios: las desinencias de número, de persona y de tiempo se multiplican de una forma disparatada e ilógica.