27 octubre 2010

A nuestra antigua (y postmoderna) usanza española

«Pamplona, 19 de Mayo de 1725.

Ayer por la tarde llegò a eſta Ciudad la Sereniſsima ſeñora Infanta de Eſpaña, conducida por el ſeñor Don Alvaro Bazán, Marquès de Santa Cruz, y por la ſeñora Doña María de las Nieves y Angulo, y ſe hoſpedò en eſte Palacio. A ſu entrata ſe hizieron las ſalvas de la Artilleria de la Plaza y Caſtillo. El dia ſiguiente paſsò à vèr la Fieſta de Toros, que le tenia prevenida à ſu Alteza, acompañada de innumerable pueblo, y de muchas danças, y otros feſtejos, que avia diſpueſto eſta fideliſsima Ciudad, à que concurriò mucha gente à vèr, y venerar à ſu Alteza. En la Plaza huvo haſta 16 Mozos de diſtinción, veſtidos en trage femenil, y de Amazonas, con maſcaras, que pueſtos en vna tarima deſcendieron a la Plaza, luego que ſoltaron los Toros, y con tanta felicidad, como deſtreza, ſe burlaron de ſu ferocidad; y el día ſiguiente continuò ſu Alteza ſu viage à Madrid con las miſmas generales aclamaciones, feſtejandola en todos los Lugares con Danças, Toros y Novillos, à nuestra antigua vſança Eſpañola.»

(Gaceta de Madrid, núm. 22, de 29 de mayo de 1725, p. 87)