06 diciembre 2010

Pope's song



Unos pocos ejemplos:

1.- Interpuestas 1975 denuncias en Holanda contra religiosos por abusos sexuales. La comisión nombrada por la Conferencia Episcopal (yo no entiendo muy bien qué pinta aquí la Conferencia de marras. ¿Y la justicia?) no se caracteriza precisamente por su independencia y claridad....

2.- En lo que va de 2010 la Iglesia austríaca ha recibido la comunicación de 566 presuntos casos de abusos sexuales y maltratos perpetrados por religiosos católicos.

3.- Alemania contabiliza un millar de denuncias de abusos sexuales a menores en casi 1 mes. En dos terceras partes de los casos los abusos tuvieron lugar en instituciones y la mitad de estos últimos en centros religiosos, casi todos católicos, según un comunicado difundido hoy con el primer balance de Bergmann.

4.- Escándalo en Alemania por abusos sexuales en un coro dirigido por el hermano de Ratzinger.

4 comentarios:

Arenas dijo...

Se parecen a los dibujos de South Park. ¿Son canadienses también?
Tienen mucha razón...
;-)

Ed. Expunctor dijo...

Sí, les dan cierto aire. Son de Tim Minchin, australiano, yo lo descubrí el otro día a través de Paco. En youtube hay algunos monólogos suyos bastante interesantes. P. ej.:
-"Storm": Tuvo una cita que le preparó un amigo suyo con una chica. Ella, llamada Storm, decía que el conocimiento era algo relativo, y él estuvo a punto de decirle que, entonces, en vez de salir por la puerta, saliese por la ventana...

;)

Patrizia Gea dijo...

**
Pero que amplio vocabulario!

Me sorprenden...

Ed. Expunctor dijo...

El autor es plenamente consciente de ese punto, por eso lo explicita:

"And if you don't like this swearing that this motherfucker forced from me
And reckon it's shows moral or intellectual paucity
Then fuck you motherfucker, this is language one employs
When one is fucking cross about fuckers fucking boys.

I don't give a fuck [...]

You see I don't give a fuck [...]"

En ocasiones no es necesario recurrir a demasiadas palabras, si con dos o tres se puede transmitir contundentemente el mensaje, y no diré sin artificios, pues todo el texto es un puro artificio lingüístico que manifiesta no sólo la indignación por el hecho indicado, sino también por la asombrosa y fantástica pero real ausencia de consecuencias...