31 diciembre 2010

Feliz desliz

Feliz flor de liz,
feliz desliz,
deslízate por la flor de liz
exótica y exhuberante
con sigilo y en secreto,
rízate los párpados,
modélate la lengua,
ajústate las cejas,
estira tus palabras,
despliega tu consciencia,
arde como una vela
sin temor a consumirte

y sonríe o grita,
enójate o lagrima,
llora o rabia,
haz lo que quieras,
porque tu vida
es todo cosa tuya.

Yo sólo puedo desearte
un espléndido orgasmo,
pero sólo tú puedes procurártelo:
con quién, dónde, cómo y cuándo
es todo cosa tuya.

Paraguas derrotados

Lisboa es una ciudad llena de paraguas derrotados. Allá por donde andemos, encontramos sus esqueletos, sus pieles, partidos, rasgadas, tumbados sobre la acera o en cualquier esquina, junto a los contenedores de basura, con las entrañas abiertas y las alas destrozadas. Los días de lluvia y viento las calles de Lisboa se llenan de cadáveres de paraguas: grandes, pequeños, azules, negros, con sus huesos metálicos retorcidos, con sus carnes de tela agrietadas, de todos los tamaños, de todos los colores. Hay un rastro de huesos, de tripas, que inunda las aceras. Allá un mango, aquí una varilla, al otro lado unos hierros que recuerdan radios de bicicleta, satélites caídos, antenas partidas, intestinos de lavadora. Apenas un fragmento del cierre de un paraguas nos recuerda toda la vida de uno que protegió a su dueño de un chaparrón, de un chubasco, de una tormenta, y así se lo pagan cuando una ráfaga de viento le voltea las entrañas y lo vuelve del revés, reventándole la piel, quebrando su esqueleto. Así se lo pagan. Ni siquiera tienen la decencia de arrojarlo a la basura, sino que ahí tirado, como un objeto cualquiera, ya inservible, ya inútil, en medio del asfalto, como un pañuelo usado, como una colilla. Si al menos lo tiraran dentro de un contenedor de basura, donde podría entonces juntarse con los restos de otros paraguas y contarse sus secretos, las lluvias que pararon, las cabezas que cubrieron, los niños que los empuñaron como espadas y lucharon mil batallas invencibles, los abuelos que los creyeron bastones improvisados. Pero no. Ahí, en medio de la calle, tirados como trapos, los paraguas, exhaustos, agotados, después de tanta lucha contra el viento y la marea, sin que nadie reconozca su mérito, su esfuerzo, su dedicación exclusiva a proteger la ropa y el cabello de una inmensa muchedumbre que ahora ni siquiera piensa en una tumba donde enterrar sus restos.


29 diciembre 2010

Primero se impone por la fuerza; después funciona por la inercia de la costumbre

Escépticos, agnósticos:

Uno de los grabados que Almada Negreiros hizo en la fachada de la Facultad de Letras de la Universidad de Lisboa es bastante ilustrativo de cómo la religión se impone: el libro sagrado a un lado, las armas al otro. A dios invocando y con el fusil obligando:


Una vez impuesta por la fuerza, que es la única manera en que puede imponerse cualquier religión cuyos ideadores pretendan que sea universal, y garantizada por una mano ejecutora (en sentido literal y sangriento) que muestre públicamente el castigo que recibirán aquellas personas que no comulguen con ella, funciona sola: la inercia de la costumbre hace el resto.

Esto explica que un sistema mitológico pueda persistir con una apariencia de verdad durante miles de años: sus fantasías se han interiorizado de tal manera, se han instalado con tanta fuerza en la sociedad, que los hombres son incapaces de discernir qué es real y qué es ilusorio.

Esto explica que todavía te plantees la posibilidad de que cuando mueras quizá haya algo, o quizá no, pero quizá sí..., y te aferras a esa posibilidad con unas ilusiones, con una esperanza... Dices que no te importa, que te da igual, que si hay algo, mejor, que si no lo hay no te vas a enterar, pero aún dudas, aún barajas la posibilidad, la posibilidad... Hasta ahí alcanza la fuerza con que el pensamiento mitológico-religioso se ha instalado en el mundo: aún crees que es posible que cuando mueras sigas viviendo. Que es posible que cuando mueras siguas viviendo...


27 diciembre 2010

Visita de la ANECA al Burdel

El 27 de diciembre de 2010, a las 12:25 h., este Burdel fue visitado desde la ANECA, que con toda seguridad quería evaluar y, en su caso, acreditar esta entrada: Disparos a muerte contra la ANECA, o, con mucha menos seguridad, aquélla: ¿Qué es la ANECA?, pues sólo en dos ocasiones he mentado a la ANECA en este Burdel, aunque en una ocasión menté a la Benemérita y enseguida llegó una visita de la Guardia Civil, para ver qué pasaba por aquí, o más bien para ver qué se dice aquí, cómo se dice, por qué se dice, quién lo dice, con qué intención lo dice.

26 diciembre 2010

Prometeo encadenado, con un águila devorando eternamente su hígado inmortal

Nombre: Προμηθεύς a.k.a. Prometeo
Rango: Titán
Edad: Infinita
Padre: Jápeto
Madre: se duda entre Asia o Clímene
Hermanos: Atlas, Menecio y Epimeteo
Oficio: Embaucador de dioses y benefactor de humanos

--> Historial delictivo:

1/ La jugada del buey

Hechos probados:

Se la jugó a Zeus cuando sacrificó un buey, lo partió por la mitad y le dio a elegir qué trozo sería para los dioses. Zeus, lógicamente, eligió el trozo en el que se veía más grasa, para que sus divinidades se alimentasen bien, pero el astuto de Prometeo había puesto en esa parte sólo una capa de grasa, y debajo de ésta tan sólo había huesos... Zeus se cabreó.

Condena:

Para castigar a Prometeo, que era muy amigo de los hombres, Zeus privó a los humanos del fuego. La humanidad se quedó a oscuras.

2/ El robo del fuego

Hechos probados:

Se la volvió a jugar a Zeus: subió al Olimpo, le robó el fuego y se lo devolvió a los hombres.

Condena:

Hefesto, por orden de Zeus, hizo una mujer de barro: Pandora, a la que Zeus dotó de vida e hizo que se casase con Epimeteo, el hermano de Prometeo, en cuya casa se custodiaba -cosas de la vida- una caja con todas las catástrofes que Zeus, para castigar a Prometeo, quería regalar a la humanidad. Pandora abrió la caja y se desataron las epidemias, las plagas, la pobreza, la delincuencia, la enfermedad...

Además, para castigar al mismo Prometeo, lo llevó a casa de Hefesto, donde éste lo encadenó. Con Prometeo encadenado, sólo restaba que llegase, como llegó, un águila para que devorase eternamente el hígado de Prometeo, quien, en tanto Titán, era inmortal, de modo que de día el águila se comía su hígado, de noche el hígado se regeneraba, de día el águila volvía a comérselo, y así eternamente.

3/ La fuga

Un día, al cabo de quién sabe cuántos años o milenios, pasó Heracles, que iba de camino al Jardín de las Hespérides, cerca de Prometeo y, claro, vio allí al pobre Titán siendo devorado por un águila, le dio penica y con una flecha mató al pajarraco. Como Prometeo no sabía de qué manera darle las gracias a Heracles le reveló la forma de robar las manzanas del Jardín, aunque también se cuenta a la inversa: Prometeo, aprovechando la coyuntura, le dijo a Heracles que si lo liberaba le decía cómo robar las manzanas. En cualquier caso, el pajarraco murió, Prometeo fue liberado y Heracles pudo robar las manzanas del Jardín de las Hespérides.

*Conclusiones*

Como vemos, cuando un dios se enfada con alguien, el castigo se lo impone a toda la humanidad. Zeus se enfada con Prometeo y condena a la oscuridad a toda la humanidad; se vuelve a enfadar, y condena a la humanidad a las epidemias, a las enfermedades, al dolor, a la pobreza, al crimen, a las plagas, etc.

De la misma manera (¡exactamente de la misma manera!), cuando Dios se enfada con Adán y con Eva, que comieron del único árbol que tenían prohibido, los expulsa del paraíso y, consecuentemente, condena a toda la humanidad al dolor, a la vergüenza, a la enfermedad, al hambre, a la pobreza, al crimen, a las epidemias, a la muerte.

En la mitología cristiana, ese árbol era el árbol del conocimiento. En esta mitología, Dios prohibe al hombre acceder al conocimiento, de manera que sólo pueden aceptar a ese dios (¡e incluso dudar de él!) los hombres y las mujeres que renuncian al conocimiento y pasan su vida sumidos en la ignorancia, en la inopia, en la inconsciencia.

___________

*Imagen: Prometeu Agrilhoado, de José de Almada Negreiros. En la fachada de la Faculdade de Letras da Universidad de Lisboa.

25 diciembre 2010

El flujo de la delectación cerebral

Queridos hermanos en la certeza atea:

Se conmemora hoy en la sociedad civil (¿¡!?) que el año 350 de la era cristiana los cristianos celebraron por primera vez la navidad en Roma (ya situáis la fecha, y el Emperador por entonces recientemente fallecido, que legalizó la religión cristiana con el Edicto de Milán y le otorgó legitimidad con el Primer Concilio de Nicea: Constantino, el primer emperador cristiano; y quizá también conozcáis la famosa "Donación de Constantino", un documento falso que la iglesia católica se inventó en el siglo VIII y que... Bueno, si no la conocéis deberíais buscar información al respecto. Vais a flipar...)*.

Yo, sin embargo, en vez de recordar una ficción literaria que se ha aberronchado en la realidad, prefiero que deleitemos nuestros sentidos con una ficción pictórica: las ilustraciones de Édouard-Henri Avril, pintor francés especializado en dibujo erótico que elaboró toda una serie de pinturas para ilustrar diversas obras, entre ellas los conocidos Sonetos lujuriosos de Aretino, Fanny Hill de Cleland y el Manual de erotología clásica de Forberg, pues frente a la teología, que no se puede considerar ciencia por más que el diccionario de la Academia se emperre en repetir esa definición (“Ciencia que trata de Dios y de sus atributos y perfecciones”, dicen los académicos) desde el siglo XVIII, cuando recoge el término por primera vez en su Diccionario de Autoridades, contradiciéndose de una manera radical al definir teología en esos términos y ciencia en los siguientes: “Conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales”, como si se pudiera hacer ciencia de dios. Vemos, así, una influencia bestial (en sentido literal) del pensamiento religioso en la lexicología y semántica practicadas por quienes se supone que sí deben ser científicos, esto es, los académicos de la RAE.

Decía que frente a la teología, que no es sino ciencia-ficción, la erotología sí es una ciencia: el ser humano puede disponer, procurándoselos él mismo, de un conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, máxime cuando en esa observación participa activamente con la totalidad de su cuerpo, unas prácticas de las que extrae una teoría, es decir, un conjunto de conocimientos, cuya única finalidad consiste en ser llevados a la práctica: podemos ficcionalizarlos y elaborar relatos y pinturas como las que siguen, pero nos interesan, sobre todo, para provocar y obtener placer, y cuanto mayor sea el dominio de esta teoría-práctica y, consecuentemente, la ejecución de la praxis, mayor será el placer. En este punto, no lo olviden, es esencial el quid pro quo, el do ut des.

Sin más dilación, pasemos a deleitar nuestro cerebro, a través de nuestro sentido de la vista, con las ilustraciones de Paul Avril, pues no se deleita sólo la vista, sino el cerebro entero: al ver las imágenes tocamos, olemos, vemos, oímos, gustamos; nos integramos de una manera completa en la ficción y, durante unos momentos, estamos ahí dentro, somos los personajes, todos los personajes, y una avalancha de sensaciones nos inunda el cerebro, que, consecuentemente, se deleita. Esa delectación cerebral, si la dejamos fluir, tiene manifestaciones físicas evidentes en nuestros cuerpos, que son entonces los cuerpos de los personajes.

Ilustraciones del Manual de erotología clásica:



Ilustración de los Sonetos lujuriosos:


Ilustración de Fanny Hill:


El resto de ilustraciones se pueden ver en Wikimedia Commons, donde están todas las que faltan de esas tres series. Feliz delectación cerebral.
_________
*Claro que no... Lo que se conmemora no es que hace 350 años se celebrase por primera vez la navidad, sino la navidad misma: el nacimiento del hijo del dios cristiano, que, evidentemente, nunca ocurrió, pues se trata de un hecho ficcional que se encuentra en los relatos que conforman la mitología cristiana; un hecho ficcional que, sin embargo, necesitaba ser considerado como real para la instauración del sistema religioso cristiano, de la misma manera que en su momento fueron consideraros reales dioses como Anubis, Zeus o Ahura Mazda. Para quien no lo sepa, Ahura Mazda es el dios de la religión zoroástrica, es decir, el dios al que rendían culto los famosos Reyes Magos, que eran zoroástricos, una religión que todavía se practica en algunas zonas de Irán, Pakistán e India, y que también tenía su demonio, llamado Angra Mainyu, y así nos encontramos con que esta religión tiene un dios y un demonio, entre otras tantas similitudes que guarda con el cristianismo, que surgiría mucho después. Zaratustra, o Zoroastro, fue una de las figuras a cuya imagen y semejanza se construyó la figura de Jesucristo, pero Zaratustra está datado unos cuantos años antes: se le sitúa entre el año mil y el siglo VI antes de Jesucristo.

24 diciembre 2010

Disparos a muerte contra la ANECA

En apenas una semana se han publicado dos artículos demoledores contra la ANECA, la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación, que es una fundación que tiene en su mano la potestad para acreditar a quien puede -o no- ser profesor en la universidad española.

Aquí dejo dos enlaces para quien quiera leer y conocer un poco más sobre la situación actual de la universidad:

-La ANECA: una Fundación ilegal (por José Eugenio Soriano García, Catedrático de Derecho Administrativo y ex-vocal del Tribunal de Defensa de la Competencia).

-La calidad de las universidades españolas (por Tomás Ortín Miguel, Profesor de Investigación del Instituto de Física Teórica, centro mixto UAM/CSIC.).

Y aquí otro, de marzo:

-Por qué el baremo de la ANECA para las acreditaciones como catedrático no es apropiado (por José Adolfo de Azcárraga, Catedrático de Física Teórica de la Universidad de Valencia, Miembro del IFIC [CSIC, UVEG]).

Ningún desperdicio tiene el siguiente informe de 34 páginas:

-Análisis crítico de la teoría y praxis de la ANECA (por Andrés de la Oliva Santos, Catedrático de Derecho Procesal de la Universidad Complutense).

Este informe determinó la respuesta del Director de la ANECA en una carta de 5 páginas:

-Respuesta a Andrés de la Oliva (por Ismael Crespo Martínez, Director-Fundador de la ANECA 2004-2005 y Profesor Titular del Área de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad de Murcia).

Y a esta carta respondió el autor del anterior informe con un escrito de 14 páginas:

-ANECA: Cuanto más la defiende, peor la pone (por Andrés de la Oliva Santos, Catedrático de Derecho Procesal de la Universidad Complutense).


Lo importante es que se sepa esta historia sobre la justicia y la libertad

Éste es Rodrigo Lanza Huidobro y va a contaros cómo un día su vida dio un giro de ciento ochenta grados. ¿Tienes media hora para escuchar su historia?


Carta abierta de Mariana Huidobro, madre de Rodrigo:

«Hola, les escribo con un dolor enorme, con angustia e impotencia.

Ya saben que con fecha 18 de Octubre de 2010, la sección 21ª de la Audiencia Provincia de Barcelona, rechazó la petición del art. 100.2 que permitiría a Rodrigo poder salir a trabajar de lunes a viernes. Lo peor y que más nos preocupa de todo esto no es solo el rechazo, sino además los argumentos que utiliza la Jueza Teresa de la Concepción Costa Vayá, para negar la petición: "… se trata de un individuo de ideología anti-sistema en general, con una total falta de asunción delictiva, que en ningún momento de su trayectoria ha reconocido su actividad delictiva…"

También en la cárcel le han inventado un "parte" que significa que no puede optar a salir, y que según "Servicios Penitenciarios" que depende del Ministerio de Justicia, es un parte que les parece totalmente sobredimensionado.

Pero este domingo Rodrigo nos explicaba que, aparte de todo esto, desde que ingresó en prisión en diciembre pasado, lo han calificado con letra D, que es la más baja. Ésta es una clasificación interna en los Centros Penitenciarios, y que según me explicaron en Servicios Penitenciarios y el Gerente de la misma Cárcel, se hace en automático en los computadores, según las actividades que desarrolle.

Bueno, Rodrigo desde que ingresó a la cárcel ha hecho todo lo que le han aconsejado la "Junta de Tratamiento" compuesta de psicóloga, tutor, educadora, jurista y asistente social. Le aconsejaron que pagara una gran cantidad de dinero a la familia del policía, con la promesa de que haciéndolo salía en una semana "máximo" y se hizo; ya sabemos que no sirvió de mucho. Se le dijo que trabajara en la cárcel, y tiene uno de los mejores trabajos: es el jefe de limpieza del polideportivo, y tiene jornada completa. Tengo que decir que esto le impide estudiar, que es lo que nosotros queríamos que hiciera. También participa en el grupo de teatro, en baloncesto y en música los sábados. Cada una de las actividades debiera darle puntaje para la calificación, que debiera ser A por el solo hecho de tener trabajo. Rodrigo nos decía que hasta los que trabajan para él, están calificados con A y que lo peor es B. Nadie se explica que tenga una D, ni los otros presos ni tampoco su tutor ni su psicóloga, según lo que le han dicho. También a mi me dijeron que debía haber un error en esto. Lo increíble, por decirlo suave, es que esta calificación depende de la "Junta de Tratamiento", es decir, de los mismos que "no entienden que tenga una calificación tan baja… ¿?

Nos queda claro que no importa lo que hagamos, lo que haga o deje de hacer Rodrigo, lo que se hable o con quien se hable, en definitiva no dejarán salir nunca a Rodrigo, por uno u otro motivo, por errores de computadores o partes inventados… o hasta imagino que le pondrán droga en los bolsillos… es claro que lo quieren mantener dentro.

Todos los que asistimos al Juicio en la Audiencia Provincial, amigos, periodistas, políticos, personalidades que fueron como Observadores, la Comisión de Defensa del Colegio de Abogados de Barcelona, el Observatorio de Derecho Penal de la Universidad de Barcelona, tantos representantes de ONG y cuantos pudieron entrar, sabemos con claridad (lo vivimos) cómo los jueces protegieron a la policía, si hasta les tenían una salita para que conversaran los testigos antes y después de atestiguar, a pesar que esto no lo pueden (o no podrían) hacer. Sabemos cómo los jueces no escucharon (todos nosotros si) nada que no fuese lo que dijeron estos policías, ni siquiera los informes médicos que descartaban la tesis de los policías. No importaba lo que se dijera, lo que no se dijera, lo que se comprobara… solo se aceptaba la historia "sincera" de la policía. Esa es la justicia, esa fue la justicia. Eso lo seguimos viendo. Y pienso que en este momento los políticos que saben que Rodrigo es inocente: Joan Clos, Jordi Hereu, Montserrat Turra, todos ellos tuvieron en su mano el informe que hizo público Joan Clos (Alcalde en ese entones de Barcelona) que decía que un macetero había herido al policía. Un informe hecho por los mismos policías que luego acusaron a Rodrigo de tirar una piedra. ¿Dónde está ese informe? ¿se esfumó como tantas otras pruebas exculpatorias? Jordi Hereu es el actual Alcalde de Barcelona (que jamás tuvo el coraje de recibirme), Montserrat Turra es Consejera de Justicia, que me prometió ayuda pero no sé ahora a qué se refería.

Ellos siguen la vida tranquilos, no sé cómo lo hacen. Y ahora al abogado un juez le dice que si Rodrigo no reconoce el delito, será muy difícil que salga. Claro, pero lo que esta "gente" no sabe, es que mi hijo tiene principios, tiene fuerza y coraje, y que sus ideales van mucho más allá de toda la corrupción que hemos visto. No va a jugar el juego podrido que quieren que juegue. El está preso y, por lo que estamos viendo, lo seguirá estando, pero todos éstos personajes públicos no le llegan ni a los tobillos ni se imaginan la belleza de una persona tan bella, tan digna y fuerte como mi hijo. Estoy orgullosa de él, pero lloro todos los días, escribiendo esto y recordando durante la semana su mirada a través de los vidrios durante las dos medias horas de los fines de semana. Lloro porque no sé que más hacer, a quien recurrir, porque, si es tan claro que es inocente, está preso. Lloro porque todo esto ocurrió cuando tenía apenas cumplidos sus 21 años, estudiaba, era feliz… y acaba de cumplir 25 y le quedan aún dos de condena. Y se le va a ir los veinte años encerrado… ¿para qué? ¿por qué?

Lloro y tengo impotencia, rabia (algo que jamás antes sentí), amargura, un dolor que me explota en el pecho.

Todo esto se debe saber. Todo esto hay que gritarlo al mundo.

Les pido que le escriban, que le manden fotos, que cuenten la historia, que no se olviden de que Rodrigo está en una celda, entre rejas.

Me gustaría que recibiera mil cartas, que supieran como lo quieren. Escríbanle dos frases, una postal. Hay que poner remitente. No le manden cosas porque no se puede.

Dirección:

Rodrigo Lanza Huidobro

C.P. Quatre Camins (MR3)

Apt. Correo 335

08400

Granollers

Barcelona

España

Cualquier idea díganmela. Cualquier cosa que lo pueda ayudar.

Mil gracias, mil besos y un abrazo fuerte mío, con ánimo y deseos de libertad.

Mariana.»

23 diciembre 2010

¡Feliz Ofelia!


«El sentido de tu buena lección
será el guardián de mi pecho. Mas, hermano,
no me enseñes, como el mal sacerdote,
la espinosa pendiente del cielo
mientras tú, cual fatuo libertino,
sigues la senda florida del placer
y no tus propios consejos.
»

22 diciembre 2010

El precio de la marihuana en España

Ante la avalancha de visitas que llegan a este burdel en busca del precio de la marihuana en España, y después de consultar la cuestión con un informador-consumidor confidencial, paso a exponer la lista de precios, que dependen, como los vinos, de la calidad del producto y del ánimo de lucro del vendedor, así como de la zona de venta.

* Una marihuana campera, sin denominación de origen, tiene un precio que va desde los dos a los tres euros el gramo.

* En cambio, una marihuana con denominación de origen (white widow, super skunk, etc.), con unos altos niveles de concentración de THC, tiene unos precios que rondan desde los cinco hasta los ocho, nueve e incluso diez o doce euros el gramo, según el ánimo de lucro, la codicia y el ansia viva del vendedor, así como la adicción del comprador. Esta marihuana no es muy saludable: te deja tonto si la consumes con frecuencia, porque es muy potente. No es recomendable su consumo continuado y frecuente si quieres tener claridad de pensamiento, porque te llena la mente de un humo muy espeso y así no puedes ver nada, porque las neuronas no encuentran la información que debería llegarles, de ahí el ciego.

Estos precios, determinados por la condición ilegal del producto, determinan que cada vez sean más los chavales -y no tan chavales- que se dediquen a cultivar para vender, así como que cada vez sean más los consumidores que optan por cultivar sus plantas para su propio consumo.

La condición ilegal de la marihuana determina, a su vez, que los narcotraficantes ganen una cantidad pasmosa de dinero que, de ser legal el producto, podría suponer unos pingües beneficios para las arcas del Estado. Ahora, con el tema de la crisis, ¿han pensado los políticos en legalizar las drogas? Acabarían con una gran parte del narcotráfico, con el consiguiente ahorro de dinero en operaciones contra la droga (ya saben que la droga de la que la policía se incauta es una minúscula cantidad de la que entra y se distribuye: hay mucha gente -incluidos policías, trabajadores de aeropuertos, directores de aduanas, etc.- que trabaja para los narcotraficantes), y se recaudaría un cantidad de dinero que ni te imaginas, pero es que ni te lo puedes imaginar: no te haces ni la más remota ni mínima idea.

Ahora bien: también puede ser que los narcotraficantes tengan trabajadores infiltrados en las altas esferas de la política nacional y mundial. Entonces es lógico que no se proceda a legalizar unas sustancias que, de hecho, se consumen por una parte importante de la población, pero al parecer los gobiernos de los países consideran que sus ciudadanos son tontos e incapaces de decidir lo que quieren tomar: pueden comprar armas en una tienda (¡puedes comprar una pistola, tronco!), pero no pueden comprar marihuana en ninguna tienda, y entonces para comprar droga el ciudadano tiene que ir, por regla general, al barrio de los gitanos, donde venden también armas: los gitanos venden de todo porque los payos compran de todo. Los gitanos están adaptados plenamente a la realidad del mercado: tú demandas, ellos ofrecen. También es cierto que en los últimos años se ha incrementado pasmosamente el número de personas que se dedica a la "venta al colegueo", es decir, que venden (marihuana, hachís, mdma, cocaína, etc.) a los colegas y a los colegas de los colegas, y así poco a poco se van haciendo una clientela, hasta que, como suele pasar, se les escapa de las manos, porque la avaricia rompe el saco.

La realidad es que, siendo legal, el consumo disminuye. Véase el caso de Amsterdam (análisis y estadísticas), donde los ciudadanos alucinan con el ansia viva de consumo que llevan los turistas.

Pero, claro, la droga es un negocio que mueve tal cantidad de dinero, pero una cantidad tan grande y tan enorme y tan monstruosa, que no conviene legalizarla y regular su cultivo, distribución, venta y consumo, sino que siga en manos de las mafias, que están infiltradas, como las organizaciones religiosas, en todas las esferas de la política.

Es lo que hay.


*Según el Ministerio de Salud: "Se calcula que el 7% de la población europea (cerca de 22,5 millones de personas) ha consumido cannabis en los últimos 12 meses. En nuestro país, los datos indican que el consumo experimental y esporádico de cannabis tiende a estabilizarse, ya que las prevalencias son inferiores a las de 2003 (28,6% ha consumido cannabis alguna vez en la vida y 11,2% en los últimos 12 meses)" (Fuente: http://www.msc.es/gabinetePrensa/notaPrensa/desarrolloNotaPrensa.jsp?id=761). Y con esas cifras todavía no se regula jurídicamente el cultivo, distribución, venta y consumo del producto. Hay menos gente que tiene armas de fuego y su fabricación, distribución, venta y uso están reguladas.

**Ministerio de Salud: Encuesta sobre consumo de drogas de 2005/2006: http://www.msc.es/gabinetePrensa/notaPrensa/pdf/GraficosEncuestaDrogas.ppt

***Visto en El País (15/07/2007): "Las fuerzas de seguridad interceptaron en 2006 casi 460 toneladas de hachís y detuvieron a 157.924 personas por su presunta relación con el tráfico de esta droga. El año 2005, el volumen de aprehensiones fue mayor: casi 670 toneladas. ¿Significa eso que puede haberse producido una disminución en el consumo? "No. Creemos que no. Posiblemente, se deba a que ha habido una menor producción a causa de unas malas cosechas y, además, a que las autoridades marroquíes han empleado más medios para luchar contra las mafias que controlan este negocio", opina un veterano policía antinarcóticos. El transporte de la mercancía desde Marruecos hasta la Península está en manos de marroquíes que utilizan barcos y pateras, en muchas ocasiones empleando las mismas rutas de las redes de inmigración ilegal. Tras la implantación del Sistema integral de Vigilancia del Estrecho (SIVE), los traficantes se han visto obligados a realizar sus desembarcos de hachís en la zona más próxima a Murcia y la costa levantina. El precio de esta droga en origen suele rondar en torno a los 600 euros por kilo, una cantidad que se duplica cuando llega a Madrid y empieza a ser vendida en forma de chinas al por menor, según fuentes policiales. El precio de un gramo de marihuana en la calle ronda los 3 euros, según el Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado".

[Este texto lo han reproducido aquí: Portal Libertario Oaca, y lo han enlazado en alguna página de Facebook que no he podido localizar, lo que ha determinado que entre los días 22 y 23 este Burdel haya tenido un número disparatado de visitas, que me imagino a la peña ahí haciendo cola en la puerta del Burdel, como si aquí regalasen marihuana, o como si esa mujer cuya imagen puse ahí arriba tapándose las bellezas (¡No las vergüenzas, sino las bellezas!) con hojas de siete foliolos, que no tiene por qué llamarse Eva, fuese a hacerle un favor a alguno.]

La falsificación de la navidad

Llamar "navidad" (lat. nativitas, nacimiento) a estas fechas es otra más de las falsificaciones sobre las que se ha construido la historia. Ningún dios ni ningún hijo de ningún dios nació un 25 de diciembre: eso sólo ocurrió dentro de un relato -en absoluto original, pues repite lo que decían otros muchos relatos muy anteriores en el tiempo- que después se configuró como libro, y sobre ese dato ficticio ustedes celebran la llegada al mundo del hijo de un dios que a su vez era el mismo dios y otro espíritu también divino igual a los dos anteriores pero otro porque eran tres pero sólo uno y trino, es decir, múltiple pero único, sólo tres personas que no son personas por ser divinas en un solo dios que, sin embargo, no es sólo uno por ser tres (disculpen la confusión de estas últimas líneas pero, como ustedes deberían comprender, la llamada "trinidad" es incomprensible: es únicamente asumible como ficción, y sólo creíble por obra y gracia del truco de la fe).

Ahora todo el mundo con la frasecita: feliz navidad, feliz navidad. Yo creo que es el único momento del año en el que la gente desea a los otros la felicidad, aunque también creo que la gente no es consciente de lo que está deseando, sino que es un puro decir, una frase ya petrificada que ha perdido absolutamente todo sentido, como hola, buenos días o buenas noches: un mero saludo, un absoluto formalismo.

Pero todo esto ustedes ya lo saben. Y si no lo saben, lo intuyen, porque qué absurdo, ¿verdad?, que un supuesto ser eterno y todopoderoso tuviese que hacerse parir por una mujer mortal en un pesebre para salvar a la humanidad treinta y tres años después muriendo crucificado a manos de los romanos, como si la humanidad necesitase de salvación. Pero, claro, para salvar a la humanidad están los representantes de ese dios y de cualquier otro dios en la tierra: para decirles a los hombres lo que tienen que hacer, lo que tienen que pensar, lo que no deben hacer, a quién tienen que dar su dinero, cómo tienen que comportarse, qué ritos deben repetir, qué palabras tienen que decir. Así les salva su dios: convirtiéndoles en seres humanos condenados a la ceguera: a la obediencia de unas normas absurdas, a la incapacidad para cuestionar crítica y seriamente, desde sus raíces, las causas, motivos y consecuencias de su comportamiento y, por supuesto, y causa a su vez de lo anterior, a la ignorancia más radical. El seis de enero sus hijos recogerán los regalos de los Reyes Magos porque el emperador Tiberio promulgó un edicto para que las estrenas o regalos se hiciesen en las calendas de enero, pero qué van a saber ustedes de esto, y de lo otro, y de aquello...

Así que, lo dicho, celebren su navidad, hínchense la pelleja, consuman mucha energía dejando todas las lucecitas del árbol y del belén encendidas durante dos semanas y no escarben en sus consciencias más allá de indignarse momentáneamente por cómo ha subido el precio del turrón..., y que qué tiempo más malo, ¿verdad? Que está el cielo así como que va a llover...


21 diciembre 2010

Oporto

Cuando uno desembarca en la estación de trenes de São Bento en Oporto advierte, antes de poner un pie en el suelo, que huele a viejo. No a hombre viejo, no, sino a antigüedad sin reparo, a casas antiguas que no han sido reformadas. Ni siquiera se han tomado la molestia de demolerlas, quizá por el encanto anacrónico que le dan a la ciudad, pues lo que más llama la atención al paseante esporádico es, precisamente, el estado ruinoso de muchos edificios, lo cual tiene, desde luego, su encanto, hasta que uno cae en la cuenta de que podría caerle una cornisa desde el momento en que a los tejados les crecen barbas verdes: musgo, plantas, nidos de paloma y de gaviota, y quién sabe qué otras especies de flora y fauna. Y realmente es una pena, porque algunos de los edificios son bonitos, arquitectónicamente interesantes, como el que hay justo en frente de la estación de trenes, con una cabeza de león esculpida en piedra que, de estar en condiciones, asustaría a los niños pero que, tal y como está, no asusta ni a las palomas.

Cuando uno sale de la estación de trenes y se adentra en la ciudad toma consciencia del arduo camino que le espera: todo lleno de cuestas, todo lleno de frío, pero una cuestas que se te clavan en las piernas, y un frío que te devora los pies, así que al segundo día de dar vueltas por la ciudad ya eres un ser con las piernas crucificadas y con los pies convertidos en dos bloques de hielo.

Fuimos a Oporto, principalmente, por ver la Livraria Lello. Yo la había visto hacía unos años en un documental y me impresionó. Antes de ir a Oporto miré fotos de la librería en internet y volví a impresionarme. No tuve en cuenta, en ninguna de las dos ocasiones, el sabio refranero: “las apariencias engañan”. Indudablemente la librería está chula, toda de madera, todo tallado, con una vidriera en el techo, dos plantas y una escalera divertida, pero, sin embargo, y a pesar de las tallas en la madera y de la vidriera y de la escalera, es muy pequeña. Excesivamente pequeña. Tan pequeña que a los diez minutos de estar allí ya la habíamos visto entera, mirado los libros que había, elegido los que queríamos y ya estábamos de nuevo fuera antes incluso casi de haber entrado. Me compré el libro O texto do tempo, de Aldo Gargani. A un colega brasileño no le aceptaron la tarjeta de crédito (dijo el dependiente, directamente, que no aceptaban cartões de crédito), lo cual nos pareció absurdo: “pues vaya una tontería, que no acepten tarjetas”, pero a los pocos minutos salió otro colega belga y, al comentarle lo de la tarjeta, dijo que delante de él iba un turista francés que pagó con tarjeta... ¿Qué podemos pensar al respecto?

Así, pues, a todos los frikis de los libros y las librerías: si vais a Oporto sólo para ver la Librería Lello, no vale la pena el viaje. Además, igual os dicen que no aceptan tarjetas de crédito...

Cuando uno pasea por Oporto sus piernas le agradecen que, en vez de subir las cuestas, las baje, aun teniendo presente que después tendrá que subirlas, pero bajando, bajando llega a la ribera del Duero, y puede sentarse a tomar un cafecito mientras escucha cómo las gaviotas se ríen de todo revoloteando alborotadas en busca de cualquier cosa que llevarse al pico: ya curadas de espanto y sin ningún miedo al hombre, caminan por el cemento dispuestas a pelearse entre ellas por llevarse el bocado al gaznate.

Hay muchas bodegas. A mí no me gusta el vino, así que en este punto no tengo más que decir.

¿He dicho que hace mucho frío? Pobres pies...

La noche nos salió barata. Dormimos los cuatro (así, mencionando nuestras procedencias, parecíamos de chiste: "Esto son un brasileño, un belga, un vasco y un murciano que van a Oporto...) en el Poets Hostel, por 18 € cada uno, en una habitación de dos literas. Un sitio decorado con estilo, muy limpio y cuidado, con desayuno incluido (café, zumo, tostadas, mantequilla, membrillo) y wifi gratis (no sólo wifi, sino dos ordenadores para consultar internet, totalmente gratuito, no como en los hoteles de cuatro estrellas, que te cobran la conexión a pesar de pagar setenta euros por noche, que con ese dineral pagas la conexión de dos meses), totalmente recomendable. También hay un Poets Hostel en Lisboa.

Si van a Oporto no olviden comerse una francesinha (que no es una francesa gachinha, pero igualmente está muy buena). En general, la comida es muy barata, y en el Piolho D'ouro por ocho euros, como se suele decir, te hinchas la pelleja.


20 diciembre 2010

La religión del futuro: futbolcrucismo

Religión Fútbol Cruz

Otro sincretismo religioso:
el cristianismo y el futbolismo
se aliarán y moverán más a las masas.

[Bienaventurados los ciegos
porque de ellos será el reino de Gol...]

Fim de semana em Porto

[Antiga mui nobre sempre leal e invicta cidade do Porto]

19 diciembre 2010

In situ - In transit. Teatro en el Museo Soares dos Reis, Oporto

representada por Teatro Plástico - Oporto (Portugal)
18/diciembre/2010
en Museo Soares dos Reis (Oporto)

«Aquela vez no museu ao abrigo do frio e da chuva da rua [...]»

17 diciembre 2010

Niebla (névoa)

(Nevoeiro em Lisboa)

Que no veía más allá de cincuenta metros con toda esa niebla ahí envolviéndolo todo, yo también tan bien envuelto por ella que seguro que parecía un ser fantasmagórico, que dije pero si a quien me vea venir desde cincuenta mentros le tengo que parecer un desaparecido que de repente se va apareciendo y tomando forma y figura, y efectivamente de pronto una señora pegó un grito en portugués, que suena igual que en español, porque se había asustado al verme aparecer de entre la niebla, y encima como iba con el gorro y el abrigo y fumando, con todo el humo saliéndome por la nariz y hasta por las orejas, y el cigarro entre los labios ahí prendido porque las manos en los bolsillos, que no las saqué ni para coger la tarjeta del metro porque yo pensé que ya no me hacía falta, que dije pero si siendo un ente fantasmagórico seguro que atravieso las puertas estas de cristal sin necesidad de pasar la tarjeta para que se abran, así que ni saqué la tarjeta, pero las puertas no se abrieron, y yo no atravesé nada, que casi las rompo, con el segurata ahí mirándome de pronto con el ceño encogido por el frío, como diciendo no me hagas andar que si tengo que ir a ver lo que pasa voy a tener que sacar las manos de los bolsillos, porque ese día todo el mundo llevaba las manos metidas en los bolsillos del abrigo, y a su vez metidas en los guantes, así que tuve que sacar las manos de mis bolsillos, pero fue un momento. El resto del día sólo me vi las manos para comer, y no digo más.

Cúmulo abierto NGC2244

Dentro de nuestro sistema solar ("nuestro" es un puro decir...) está la Nebulosa Rosette; el nombre, como ustedes comprenderán, es irrelevante. Con una extensión de 50 años luz, está a 3000 años luz de nuestro (y el posesivo sigue siendo un puro decir) planeta, y es tan solo una nube molecular situada dentro de la Constelación Monoceros (sigue ocurriendo lo mismo con los nombres). Dentro de esa nebulosa, está este cúmulo abierto NGC2244, compuesto por quién sabe cuántas estrellas azules jóvenes y, en tanto jóvenes, calientes, muy calientes, tanto que generan una inmensa cantidad de radiación [si conseguimos llevar un cablecillo hasta allí solucionamos los problemas de abastecimiento de energía en la Tierra en un momento] y unos vientos estelares cuya potencia es difícil de imaginar. Aquí un par de fotos tomadas con diversos filtros:

(Foto original aquí)

[Fotografía que combina tomas de Hidrógeno-alfa, de Oxígeno III y de Azufre II]
(Foto original aquí)

Sobre tumbas y vidas

Sobre las tumbas sólo crecen lágrimas
huérfanas y memorias de difuntas:
bajo la losa o tras el muro blanco
de piedra pura y letras incrustadas
que dibujan un nombre, sólo huesos,
sólo la cadavera, sólo polvo.

Aquí delante fantaseas tanto
con ilusiones blancas de lo eterno,
con esperanzas vanas de otra vida
que te rescate y salve de esta vida
que te pasa cual sueño porque crees
menos en ella y más en una próxima
donde vas a vivir eternamente,
como si solamente fuese esto
un preámbulo o prueba que permita
ganar puntos, pasar a otra pantalla
y juntarse una vez que hayamos muerto
con toda la familia y los amigos,
como si un juego fuese esta vida
de consola,
....................pero al buscar consuelo
en fantasías pierdes la partida,
porque pasa y no ves que era la buena,
la única, la primera y la última:
la vida, ésta aquí y sólo ahora.

Una verdad tan inmensa que ni la ves...

"La evolución es un hecho; Dios es sólo una teoría"

[En sentido estricto ni siquiera es una teoría, pues una teoría debe tener unos fundamentos empíricos que la sustenten. La idea de dios surge debido a una única razón: la ignorancia, la incapacidad del hombre para explicar los fenómenos naturales.]

Sin embargo, y a pesar de las demostraciones y las certezas absolutas del hecho de la evolución, la fuerza y la profundidad con que la idea de Dios arraiga desde la más tierna infancia en el cerebro humano por motivos culturales y sociales -y sin que nadie sepa ya realmente por qué: por la más pura inercia- determina -¡determinismo absoluto!- la ceguera, que queda en la mayoría de casos garantizada de por vida: creyentes y escépticos viven en la misma irrealidad, en la misma ficción: con la esperanza de ser eternos, de que sus consciencias sobrevivan a sus cuerpos.

La ciencia en este punto sólo tiene evidencias. Pero las evidencias, en este punto, NO SON VISTAS POR LOS OJOS CEGADOS POR LA FANTASÍA, LA IRRACIONALIDAD Y LA FICCIÓN QUE EL DISCURSO RELIGIOSO INYECTA EN LOS CEREBROS... DESDE LA MÁS TIERNA INFANCIA.

Y la ciencia, en este punto, sólo tiene evidencias: las experiencias que el ser humano tiene en sus primeros años de vida, cuando EL CEREBRO aún está formándose, DETERMINAN en gran medida EL RESTO DE LA VIDA de las personas, cuyos cerebros en esos primeros años son modelados A IMAGEN Y SEMEJANZA de un pensamiento tradicional, ancestral y primitivo que ya nadie cuestiona...

Pero todas las creencias en todos los dioses han caído. Será por dioses (http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Dioses). El que creéis vuestro dios también caerá y será considerado como lo que es: una ficción, aun cuando otros dioses lo sustituyan sin ser considerados, igualmente, ficciones.

16 diciembre 2010

1974. Teatro Dona Maria II

representada por Teatro Meridional - Portugal
15/diciembre/2010
en Teatro Dona Maria II (Lisboa)


I n q u i e t a n t e . . .



Siendo esta obra de teatro casi muda, el recorrido que se hace en ella por la historia reciente de Portugal es perfectamente allegable a la historia de España y a la de muchos otros pueblos. Guerras, hambre, dolor, políticos que se aprovechan de la miseria de la gente, traición, religión que ciega y oraciones y plegarias que se repiten hasta perder todo significado, engaño, muerte, tortura, autoengaño, sumisión, ignorancia, hipocresía, conformidad, resignación. '

«No podemos estar mejor. No podemos estar mejor. No - podemos - estar - mejor. No - po de mos - es tar - me jor.»

La Historia se repite, pero también se repiten las historias que integran esa Historia que se repite: repeticiones dentro de la repetición.

[Teatro Dona Maria II]

14 diciembre 2010

Luces vs. Sombras

Lógicamente, todos nacemos ateos: nuestro cerebro está preparado para adecuarse a la realidad y desarrollar toda su potencialidad.

Sin embargo, muy pronto nos tejen una telaraña en los ojos, y nuestro cerebro se adecua a la irrealidad y a la fantasía, a las sombras, a la penumbra.

La realidad es asombrosa

... y suficiente...

13 diciembre 2010

Farinha do mesmo saco

[Pintada en el muro frente a la fachada de la Reitoria da Universidade de Lisboa]

El alquimista

Nunca tuvo, hasta cierto momento de su vida, mayores aspiraciones que las del oxígeno. Se contentaba con vivir, y no puede decirse que le fuera mal del todo, sino todo lo contrario: su intento, hasta entonces, había sido un éxito rotundo, y prueba irrefutable de ello era que seguía con vida y realizaba a diario sus aspiraciones.

# # #

Al cabo del tiempo comenzó a darse cuenta de que el oxígeno no siempre era el mejor elemento de la tabla periódica y se inclinó por el helio. A partir de entonces su vida fue más alegre, pues cada vez que se oía hablar no podía evitar descuajaringarse de la risa, pero en un descuajaringamiento que era casi una licuación, pues su propia voz resultaba sinestésica, dado que parecía un sonido líquido.

# # #

Poco tardó en advertir que el helio, a pesar de lo que se reía cada vez que se escuchaba, no era ninguna panacea. Él se mondaba, cierto, pero nunca encontró a nadie que lo tomara en serio, así que decidió adoptar una posición más grave ante la vida y comenzó a aspirar azufre. Desde el primer instante le mostraron un respeto que rozaba la reverencia y el temor, pero al cabo de un tiempo se cansó de la infinita distancia que la gente, ya casi aterrorizada, establecía con respecto a él.

# # #

Años después se había doctorado en Química, y hoy en día es un alquimista de prestigio mundial y absolutamente reconocido por las instituciones y personas de las que gusta, pero desprestigiado y vilipendiado por las instituciones y personas que le repugnan. Por razones de privacidad y confidencialidad no podemos revelar qué mezcla de gases aspira actualmente, pero ha conseguido, qué duda cabe, un equilibrio perfecto en el mecanismo de las atracciones y las repulsiones.

12 diciembre 2010

The Atheism Tapes: Steven Weinberg

Primera parte: http://www.youtube.com/watch?v=EZJmEIFq8vk

Segunda parte: http://www.youtube.com/watch?v=G4_dZxC6ViI&feature=related

Tercera parte: http://www.youtube.com/watch?v=km3-iGOgpWU&feature=related

The Atheism Tapes: Richard Dawkins

Primera parte: http://www.youtube.com/watch?v=4CuLtRot5XA

Segunda parte: http://www.youtube.com/watch?v=SaAxm_dvSkk&NR=1

Tercera parte: http://www.youtube.com/watch?v=5c3pTUmMM70&feature=related

Citas en los huesos... (II)

“-He oído decir que el peso de los huesos aumenta media libra todos los años -contestó el otro asiéndole por los pies.” (A. D.)

“-Los agentes del demonio pueden ser de carne y hueso, ¿no es cierto? Hay dos cuestiones que aclarar antes de nada. La primera es si se ha cometido algún delito; la segunda, ¿qué delito y cómo? Por supuesto, si la teoría del doctor Mortimer fuese correcta y tuviéramos que vérnoslas con fuerzas que desbordan las leyes ordinarias de la naturaleza, nuestra investigación moriría antes de empezar.” (A. C. D.)

“-No. Era más físico que mental. Era como si en cada inhalación respirara alguna emanación mortífera, que parecía penetrar en cada nervio, hueso y tendón de mi cuerpo. Me sentí tironeado de pies a cabeza, mis ojos comenzaron a oscurecerse, fue como la entrada a la muerte.” (A. M.)

¡Ay!, que ya siento en mi cuidoso pecho / labrarme poco a poco un vivo fuego / y desde allí con movimiento blando / ir por venas y huesos penetrando.” (A. E. Z.)

“¡La Bastilla es horrible! Nada más pensar en ella se me pone la carne de gallina. Me han amenazado con la tortura. ¿Sabéis vos lo que es la tortura? ¡Cuñas de madera que os meten entre las piernas hasta que los huesos estallan!” (A. D.)

“¿Quién eres? Que aunque yo aquí / tan poco del mundo sé, / que cuna y sepulcro fue / esta torre para mí; / y aunque desde que nací / -si esto es nacer- sólo advierto / eres rústico desierto / donde miserable vivo, / siendo un esqueleto vivo, / siendo un animado muerte.” (C. B.)

“... cuatro ortigas, un cardo silvestre y alguna hierba que me cubra con su mano de raíces; por último, un tapial que sirva para que no aren en aquel sitio ni revuelvan los huesos.” (G. A. B.)

“A este anuncio, D'Artagnan se sintió temblar hasta la médula de los huesos. El instante que iba a seguir debía, con toda probabilidad, decidir el resto de su vida.” (A. D.)

“Ahora los reyes se hacen muy a menudo vulgares. Sin embargo, como ha repugnado siempre al gobierno despótico que se vean a la luz pública los efectos de la prisión y de la tortura; como hay pocos ejemplos de que una víctima de la inquisición haya podido pasear por el mundo sus huesos triturados y sus sangrientas llagas, así la locura, esta úlcera causada por el fango de los calabozos, se esconde casi siempre cuidadosamente en el sitio en que ha nacido, o si sale de él es para enterrarse en un hospital sombrío, donde el médico no puede distinguir ni al hombre ni al pensamiento entre las informes ruinas que el carcelero le entrega.” (A. D.)

“Allí cae la lluvia / con un son eterno; / allí la combate / el soplo del cierzo. / Del húmedo muro / tendida en el hueco, / ¡acaso de frío / se hielan los huesos...!” (G. A. B.)

“Con cualquier chubasco que durase un poco me quedaba empapado, calado hasta los huesos con los calzoncillos y calcetines mojados. Los carteros regulares llamaban diciendo que estaban enfermos...” (C. B.)

Daré a los elementos / materia con dolor y sin sosiego, / suspiros a los vientos, / mis lágrimas al mar, mi amor al fuego, / y a las arenas pías, / pálidos huesos y cenizas frías.” (A. M. A.)

“El campo estaba en calma y agostado y las chicharras, con sus sierras, parecían querer limarle los huesos a la tierra; las gentes y las bestias estaban recogidas y el sol, allá en lo alto, como señor de todo, iluminándolo todo, quemándolo todo...” (C. J. C.)

“El redoble hacía tiritar la piel, metía bajo los huesos una especie de dentera. Entré en la casa. Nadie. No había nadie. Nada más que las sombras recostadas contra la pared.” (A. R. B.)

“El Tambor de Amberes pasa largas horas sacando humo de tabaco de un hueso que para eso tiene, añorando los tiempos en que entraba en las ciudades...” (A. C.)

En la camisa veíanse grandes manchas rojas. La despojé de ella y la puse desnuda sobre mi lecho. ¡Dios mío, más blanco que las sábanas, qué miserable me pareció aquel cuerpecillo, qué descarnado: era sólo piel y huesos!” (B. L.)

“Había en el comedor un reloj de pared que era el Matusalén de los relojes. Su péndulo descubierto parecía no tener otra misión que ahuyentar las moscas, que acudían a posarse en las pesas.” (B. P. G.)

“Hasta en su apariencia es típicamente argentino (algunos lo han creído sudamericano): más bien chico, delgado, fino de huesos, de pelo negro -muy peinado, reluciente-, de mirada sagaz.” (A. B. C.)

“La piel tenía el color de la cera, el vientre estaba profundamente hundido entre los huesos de las caderas, y los pechos, que posiblemente fueron hermosos en vida, caían a cada lado, hacia los brazos inertes y rígidos que se extendían a los costados.” (A. P. R.)

“Las formaciones geológicas del planeta ya observadas son: el Primario, o inferior, que está formado por rocas, huesos de mulas empantanadas, cañerías de gas, herramientas de mineros, viejas estatuas desnarigadas, doblones y antepasados.” (A. B.)

“Lo mismo que le basta una hoja a un botánico para reconocer toda la planta, lo mismo que un solo hueso bastaba a Cuvier para reconstruir todo el animal, así una sola acción característica por parte de un hombre puede permitir llegar al conocimiento exacto de su carácter...” (A. S.)

“Lo que usted ha hecho, sólo puede realizarlo quien ha nacido artista. Usted extrajo de su cajita mágica innumerables imágenes con apariencia humana, pero que no son de carne y hueso, sino que se componen de espíritu, talento y humor.” (A. E.)

“Los escépticos han dudado de que Homero fuese el autor de esa obra, pero el erudito, ingenioso e industrioso doctor Schliemann resolvió para siempre la cuestión al desenterrar los huesos de las ranas muertas.” (A. B.)

Mario sintió sus ojos húmedos, y la voz le salió también mojada: -No me importa que esa mujer me rasgue con una navaja cada uno de mis huesos.” (A. S.)

Me dan un plato con fruta y una horquilla, a fin de que proceda, como los demás, a la operación de extraer el hueso. Las señoritas hablan de sus cortejadores; fulano es guapo; mengano lo es también, pero no es simpático; zutano es feo, aunque simpático; perengano no está mal del todo, pero su nariz semeja un dedal, etc.” (A. C.)

“Originariamente era una maza con que el soberano reprendía a su bufón y vetaba las medidas ministeriales, rompiendo los huesos a sus proponentes.” (A. B.)

“Puede ser que las futuras generaciones no logren creer que un hombre como éste se paseó alguna vez por esta tierra en carne y hueso.” (A. E.)

“Pues la Filosofía primitiva parece siempre balbucir, por ser nueva y hallarse en sus comienzos (y al principio), puesto que también Empédocles dice que el hueso existe por la proporción de sus elementos, que es la esencia y la substancia de la cosa.” (A.)

Pues toda cosa compuesta de muchas cosas diferentes y contrarias, de necesidad ha de perecer por la contienda que las unas llevan con las otras, y vemos que todos los hombres son compuestos de cosas diferentes y contrarias: carne, hueso, calor y frío; colígese que todos los hombres de necesidad han de perecer.” (A.)

“Siempre negro de carbón o cubierto de tierra roja, devoraba la comida de los demás, chillaba sin motivo y ocultaba huesos robados al pie de la fuente.” (A. C.)

Y como entonces era por noviembre, y el frío era muy grande, y nosotros tales que con poca dificultad nos podían contar los huesos, estábamos hechos propia figura de la muerte.” (A. N. C. V.)

Su cráneo sonreía dulcemente al fabricante de ataúdes. Jirones de paño verde claro y rojo y de lienzo apolillado colgaban sobre él aquí y allá como sobre una vara, y los huesos de los pies repicaban en unas grandes botas como las manos en los morteros.” (A. P.)

“Tú que mágicamente ablandas los viejos huesos / del borracho tardo atropellado por los caballos...” (C. B.)

11 diciembre 2010

Como en un videojuego

En esta fotografía se puede apreciar de nuevo —y como siempre ante cualquier imagen de lo que consideramos nuestra realidad— la constante presencia e irrupción en el mundo del GTA, que es la realidad efectiva y cierta a cuya imagen y semejanza creó el Hacedor esta existencia, tal y como revelan las sacrosantas imágenes en las que se contiene la verdadera y genuina exposición de los hechos por los que el Diseñador imaginó y, consecuentemente, creó este plano de existencia que sólo es un difuso y endeble reflejo, una simple apariencia, de la verdadera e inefable realidad que nos aguarda después de la muerte, la cual no es sino un mero trámite, un sencillo tránsito para que podamos disfrutar de la auténtica y veraz existencia, pues la nuestra aquí y ahora no es sino vana sombra, efímero espejismo de aquel reino que vendrá y en el que podremos, entonces sí, gozar del éxtasis sempiterno e infinito de actuar sin consecuencias en el verdadero mundo.

[Es que yo cada vez que veo palomas me creo que estoy en el GTA4,
y saco el rifle de mira telescópica...]

Silences

S i l e n c e s
(Drawing, Toronto, Canadá, 1995)

Citas en los huesos...

"¿Era yo, por el aire, / ya lejos de mis huesos, / la frente despoblada, / sin memoria, / ni perros, / sobre tierras ausentes, / apartado del tiempo, / de la luz, / de la sombra; / tranquilo, / transparente?" (O. G.)

"¿Por qué bebes mis venas, fiebre ardiente, / y habitas las medulas de mis huesos?..." (F. Q.)

"¿qué haces, / allí, / sentado, / entre seres ficticios / que en vez de carne y hueso / tienen letras, / acentos, / consonantes, / vocales?" (O. G.)

"A cantar dulce, y a morirme luego: / si te perdona el fuego / que mis huesos vinculan, en su orilla / tumba te bese el mar, vuelta la quilla." (L. G.)

"Bien sé que he de vestirme el postrer día / otra vez estos huesos, y que verte / mis ojos tienen, y esta carne mía." (L. V.)

"Casualidad. Solamente dos allí ahora. Asintiendo con la cabeza. Llenos como garrapatas. Demasiado hueso en su cráneos." (J. J.)

"desde otra arena oscura y otro ahora en los huesos / mientras las piedras comen su moho de anestesia y los dedos se apagan y arrojan su ceniza..." (O. G.)

"donde suena / la muerta voz sepulta en la madera / o el rumor interior / de la penumbra / que sustentan mis huesos, / junto al humo / y a cuanto no comprendo / y me circunda..." (O. G.)

"El cráneo y los huesos superiores yacían al lado sobre la capa de polvo; y en un sitio en que el agua de la lluvia había caído por una gotera del techo, aquella osamenta estaba deteriorada." (H. G. W.)

"El pensamiento me dejó helada. Y quiero decir helada. Me quedé en el umbral de la puerta bajo aquel ardiente sol de julio, con la espalda recorrida por los escalofríos y con los huesos como si estuviéramos bajo cero, como decía algún poema que leí en el instituto." (S. K.)

"era hermosa en sus horizontes de huesos / con su camisa ardiente y sus miradas de árbol fatigado / como el cielo a caballo sobre las palomas..." (V. H.)

"Esta cabeza, cuando viva, tuvo / sobre la arquitectura de estos huesos..." (L. V.)

"Estaba flaco, consumido y macilento, todo piel y huesos. Una luz salvaje le ardía en los ojos pero ya la fuerza de los pies y las manos no respondía como antes a la malicia de la criatura." (J. R. R. T.)

"Fluye allí por todas partes la invitación al dulce sueño sin ensueños, a dormir en el seno de la tierra, sin más acaso que la oscura sensación de recibir sobre la yerba que cubra nuestros huesos la lluvia que baja desde el cielo a consolarnos.Y esa lluvia calará hasta los huesos mismos." (M. U.)

"huesos que fuego a tanto amor han dado / exilados del sur sin casa o número / ahora desueñan tanto sueño roto..." (J. G.)

"Nosotros, los nobles transilvanos, no pensamos con agrado que nuestros huesos puedan algún día descansar entre los muertos comunes. Yo no busco ni la alegría ni el júbilo, ni la brillante voluptuosidad de muchos rayos de sol y aguas centellantes que agradan tanto a los jóvenes alegres. Yo ya no soy joven; y mi corazón, a través de los pesados años de velar sobre los muertos, ya no está dispuesto para el regocijo." (B. S.)

"por qué quiero llenarte solamente de mí y abarcarte acabarte mezclarme a tus huesitos y eres única patria contra las bestias y el olvido." (J. G.)

"Seis meses estuvo en la cama Tomás, en los cuales se secó y se puso, como suele decirse, en los huesos, y mostraba tener turbados todos los sentidos." (M. C.)

"sin embargo allí crecen el trabajo y la muerte / el vientre rebosante de futuro / y el viejo que no puede con sus huesos / entran por las persianas tataguas y mosquitos / y hay un latido general que es la vida..." (M. B.)

"Son los trasfondos otros de la in extremis médium / que es la noche al entreabrir los huesos / las mitoformas otras..." (O. G.)

"sus buzos lazos lares de complejos incestos entre huesos corrientes sin desagües / sus convecinos muertos de memoria / su luz de mies desnuda / sus axilas de siesta / y su giro hondo lodo no menos menos que otros afines cogirantes..." (O. G.)

"Tengo estos huesos hechos a las penas / y a las cavilaciones estas sienes..." (M. H.)

"Tienen, por eso no lloran, / de plomo las calaveras." (F. G. L.)

"Tienes, campo, los huesos que mereces: / grandes vértebras simples e inocentes, / tibias rudimentarias, / informes maxilares que atestiguan / tu vida milenaria; / y sin embargo, campo, no se advierte / ni una arruga en tu frente." (O. G.)

"Tú, Cudicia, tú, de las profundas / estigias aguas torpe marinero, / cuantos abre sepulcros el mar fiero / a tus huesos, desdeñas." (L. G.)

"y los huesos es lo que de vosotros deja la muerte y lo que le sobra a la sepultura..." (F. Q.)

"y que mágicamente animaría al fantasma soñado, de suerte que todas las criaturas, excepto el Fuego mismo y el soñador, lo pensaran un hombre de carne y hueso..." (J. L. B.)