20 febrero 2011

Estos días de sol...

9 comentarios:

Llueve rocío... dijo...

Ese sol que invita a la cerveza... =P


p.d. Y lo mejor de todo es la ausencia de petisos.

Ed. Expunctor dijo...

Pues a mí el sol nunca me ha invitado a ninguna cerveza :X:

P.D. ¿Seguro que no hay ningún petiso en esas fotos?

Llueve rocío... dijo...

Pues si no te invita será porque le caes gordo ^^

p.d. Totalmente, no hay petisos en la costa...

Ed. Expunctor dijo...

Imposible caerle gordo al sol. El sol no existe. XDDDDD

P.D. En la costa no lo sé, pero en alguna ventana hay algún petiso petiseando...

Llueve rocío... dijo...

No jodas, ese petiso lo has metido ahora a traición XDDDD


p.d. Claro el sol no existe pero los petisos si... Tú sabrás que le has hecho pá que no te ajunte.
p.d. El orden de los factores no altera el producto.

Ed. Expunctor dijo...

¡No! El petiso estaba desde el principio. Ya lo dicen los textos:

"Y al principio sólo había petisos, y los petisos dijeron: 'hágase la palabra', e inventaron su alfabeto, que los humanos utilizarán para confeccionar el suyo a su imagen y semejanza. Ora pro petisos et suas voluntates, amen".

Llueve rocío... dijo...

¬¬´´

Yo agrandé la imagen y no vi petiso alguno... De todas formas no sé... Como también dice la palabra, "los designios de los petisos son inescrutables".

Ed. Expunctor dijo...

Tampoco viste que en la foto que puse de la biblioteca faltaba el cartel sobre la puerta. El ojo humano ve muchas cosas, pero el cerebro conscientemente sólo registra unas pocas...

Que los petisos te acompañen.

Llueve rocío... dijo...

Bastante que me di cuenta de que no estaba el andamio (en tu foto) y me asome a ver si es que lo habían quitado y no me había dado cuenta (y así era)...

Ve con Dios ;)