29 agosto 2011

Dietas milagrosas que simultáneamente engordan y adelgazan

Hay unas dietas milagrosas que simultáneamente engordan y adelgazan, si bien los efectos de engorde y adelgazamiento no se producen en el mismo individuo. Se trata de las dietas que cobran los políticos, que engordan sus cuentas corrientes y adelganzan las del resto de ciudadanos.

Aquí (Ley 35/2006, del IRPF) y aquí (artículo de prensa) hay información sobre estas dietas. Senadores y diputados “perciben entre 12.187 y 25.534 euros en dietas, en función de que su circunscripción sea Madrid u otra provincia”. Hay 260 senadores y 350 diputados: 610 políticos en el Parlamento. Como el dinero que perciben en dietas varía, hacemos una media: 18.860,5 €, y lo multiplicamos por 610: 11.504.905 €. Es decir, les pagamos a los 610 políticos del Parlamento, de media, una dieta anual de once millones y medio de euros exentos de tributación. ¿Te quires molestar en hacer las cuentas de las dietas que les pagamos cada año a los concejales, alcaldes, diputados provinciales y presidentes regionales? ¿No te indignas?

Hace poco leí que, en Cartagena, la alcaldesa cobra 1500 € “por la concurrencia a cada una de las sesiones de este órgano colegiado [el Ayuntamiento]”. A los concejales de Cartagena “de los Grupos Políticos Municipales, unas asistencias por la concurrencia a las sesiones de órganos colegiados, de catorce mil ochenta y dos euros, distribuidos en doce mensualidades”, y además, a los concejales Delegados de Área, concejales Delegados y concejales Portavoces, les pagan una cantidad de dinero que no se especifica numéricamente, sino que se remite a otros lugares (lo puedes leer aquí: BORM nº 192 de 22/08/2011). (Esta noticia también es interesante al respecto.)

En Murcia “se fija el régimen de asistencias a Comisiones de Pleno Ordinarias y Especiales en 400 euros, y a sesiones del Pleno en 500 euros, para aquellos miembros de la Corporación que opten por el régimen de no dedicación. Estas asignaciones serán incompatibles con cualquier régimen de dedicación, y se actualizarán con el IPC anual” (fuente). Pero no pasa nada. Lo hacen porque nos sobra dinero* y, por no tirarlo o invertirlo en sanidad, educación, carreteras, cultura o cualquier tontería de esas, se lo regalamos a los concejales y al alcalde.

¿Te imaginas que les pagaran a los profesores de todos los institutos y colegios de Murcia un dinero extra por cada claustro de profesores al que asistieran? ¿Te entra en la cabeza que les paguen un dinero extra por hacer su trabajo, aparte del sueldo que les pagan por hacer su trabajo?


- - - - - - - - - - - -

*Si echamos un vistazo al presupuesto de 2011 consolidado de Murcia, ¡tachán! Los ingresos (421.272.898 €) superan a los gastos (417.350.152 €), de donde deberíamos deducir que en Murcia no hay crisis. Mucho mejor que en años anteriores, desde 2004 hasta 2010, donde los ingresos y los gastos cuadraron perfectamente, como tiene que ser en todo balance económico. Pero este año, señores, en Murcia vamos sobrados: nos sobran algo más de cuatro millones de euros.