24 febrero 2014

«Dominĭcus dies»



Los domingos son el centro
de todas las miradas.

Los titulares de los periódicos
de todo el universo
hablan de los domingos
como de un mesías que viniera a renovarnos.

Alabanzas sin balanza ni mesura.

El domingo
resucitamos.

En todas las cadenas de televisión y radio
el domingo es el blanco
de todas las palabras.

El día del sol
nos incendiamos.

Dios murió el jueves
y el domingo nació Ella.