25 marzo 2015

Quebrarse como las cuerdas

La ley de hielo. Pintura de Javier Cárcamo

Era un grito glacial en la noche su cuerpo en tensión, a punto sus nervios y sus miembros de romperse y quebrarse como las cuerdas mal reguladas de una guitarra o de un tendedero. Su sábana o su mortaja estaba tejida con geometrías frías, frías como el estertor agónico de un congelador high quality cinco estrellas. Esa es la ley que le tocó vivir, solo, aislado, agrietado por el silencio gélido de la noche.

http://javiercarcamo.artelista.com/