02 mayo 2015

Conversación de cortejo fúnebre



A.- Si ya se sabía…
B.- Ya…, pero aun así…
C.- Ufff…
A.- Si sí, pero al menos no ha sido repentino…
B.- No, si ya, pero a pesar de todo…
C.- Madre mía…
A.- Y que ya se sabía, llevaba así varios años…
B.- A ver, es cierto que la mujer tenía ya una edad, pero aun así estas cosas…
C.- Qué desgracia…
A.- Que ya, pero esto es así, si no nos queda otra.
B.- Eso está claro, es así.
C.- Sí, señor, es así.
A.- Lo peor viene ahora.
B.- ¿Ahora? Pero si ya está…
C.- Sí, si ya está, qué puede haber peor…
A.- Ahora, cuando la metan y le pongan…
B.- La lápida…
C.- Ufff…
A.- Ese momento es…, es demoledor.
B.- La lápida…
C.- ¿Has oído? ¿Cómo has dicho?
B.- Demoledor.
C.- Demoledor. Esa es la palabra.