15 octubre 2006

Corruptio -onis

La corrupción extiende su lengua viscosa por toda la geografía. Los ayuntamientos se untan con papel timbrado y un concejal, hoy por hoy, cuanto menos es corruptible.

Damos las llaves de la ciudad a unos vecinos para que la gestionen lo mejor posible en beneficio de todos, pero el beneficio real es sólo para ellos mismos y sus círculos de amistades e intereses. Este comportamiento es, sin duda, más perverso que el de un ladrón cualquiera. Hay un abuso de confianza imperdonable, pero hablamos de un abuso físico, carnívoro, de una violación necroeléctrica.

El concejal es corruptible. El hecho de tener al alcance de sus manos grandes cantidades de dinero es algo muy tentador. En realidad, estamos ante un hecho seductor: el dinero seduce al concejal de turno con los bordados del abanico de posibilidades que se abren en su mente a partir de la suposición de que parte de tanto dinero podría quedar en sus bolsillos. Este supuesto puede convertirse en hecho mediante un intento de engaño, un robo y una violación. Intentar engañar a todos los vecinos, robarles parte de su dinero y violar flagrantemente su confianza.

Y el concejal piensa en todo ello, pero la seducción del dinero es lujuriosa, lasciva, libidinosa; una seducción que altera la mente del sujeto y lo induce a intentar engañar, a robar, a violar. E intenta el engaño, y roba, y viola.

Es evidente que estamos ante un comportamiento digno de repulsa. Y si la vista no me falla, repulsa –ae f.: derrota (consulatus, en las elecciones para el consulado; A POPULO REPULSAM FERRE, SER RECHAZADO POR EL PUEBLO).


: V o c a b u l a r i o :


Corruptio -onis f.: alteración // seducción.
Corruptrix -icis f.: seductora, la que corrompe.
Corruptus -a -um: pp. de corrumpo.
Corruptor -oris m.: corruptor.
Corrumpo –rupi –ruptum 3 tr.: destruir, aniquilar // echar a perder, alterar, falsificar (tabular, los registros oficiales) // corromper (Hannibalem tipsum Capua corrupit, Capua corrompió al mismo Aníbal) // sobornar.

2 comentarios:

Juan dijo...

La carne es debil, no necesita morir para corromperse.
"El poder corrompe, y el poder absoluto corrompe absolutamente"

Te importa que te enlace con mi recien nacido blog: http://escritosal.blogspot.com
Saludos cordiales.
Juan

PD: Muy bueno el post MUERTE.

Ed. Expunctor dijo...

Lo que entrecomillas me recuerda lo que decía Laureano Cerrada Santos: el poder corrompe a quien lo detenta y el dinero pudre a quien lo toca. Razón no le faltaba. El dinero nos pudre hasta extremos insólitos, una putrefacción tan brutal que lleva al asesinato individual o colectivo, según, precisamente, el grado de poder que detente el sujeto que asesina, sin duda.
Sólo un presidente de un país muy poderoso puede exterminar miles de seres humanos para que la economía (=dinero) de su nación siga creciendo, aun a costa de la muerte no hos-PI-talaria a la que condena a pueblos enteros.

Saludos.