23 septiembre 2008

El poder del arte y la bajeza del censor

Hace poco me enteré, a través del blog de El afanao, que la Consejería de Cultura de la Región de Murcia HA PROHIBIDO, HA CENSURADO la actuación que estaba previsto llevase a cabo Leo Bassi en Murcia. La actuación estaba programada desde febrero...

Lo que yo no sé es de qué “cultura” es la Consejería. Supongo que cultura popular, cultura del partido, se entiende: cultura del partido popular.

Esta censura del Consejero Popular de Cultura Popular de la Región Popular Aguónoma de Murcia Popular determinó que los responsables de Alter-Arte, en un acto que les honra y les ennoblece, dimitieran, demostrando que por encima del dinero y del poder están la dignidad, la decencia y la entereza.

Leo Bassi ha publicado dos escritos, uno dirigido a la gente de Alter-Arte y otro, al Consejero de marras, a quien acaba diciéndole esto:

«Le puedo asegurar no tener ningún rencor en esta historia: ¡todo lo contrario! Con esta censura usted ha demostrado que su partido y sus acólitos tienen miedo de un viejo Bufón como yo, atribuyendo a mi acción teatral un poder que nunca hubiera imaginado. Gracias.»

***Nota casi cómica, casi bufonesca, casi surrealista (digo casi por la tragedia terrible que late en su interior): el Consejero de Cultura citado es también Profesor de la Facultad de de Bellas Artes de la Universidad de Murcia y Director del CENDEAC, una hipóstasis, sin duda, terrible por sus consecuencias posibles, finalmente materializadas en el acto censor.

***Nota a modo de predicción, porque lo esoty viendo: Alter-Arte dejará de existir dentro de poco: será sustituida por P·Politik-Arte, grupo politiartrítico que llevará a las tablas funciones teatrales en las que se exaltarán los beneficios indudables y las ventajas incontrovertibles de la construcción indiscriminada, la corrupción política y la expoliación de la naturaleza.