13 diciembre 2007

La Casualidad y el cuento

Anoche volvía a mi casa. Eran casi las dos de la mañana y hacía frío. Llevaba en los bolsillos unos folios con unos cuentos impresos, unos míos y otros de Borges. La razón de que los llevase fue que habíamos pensado ir al Foro Artístico, porque pensaba que era el Miércoles Literario, cuando la gente va por allí a las diez de la noche a leer textos de forma anónima, para luego votar cuál ha gustado más. Sin embargo nunca llegamos a FA: hubo un hospital y una cena tardía, y eran las once largas cuando llegamos a las tascas. A las dos menos algo regresaba a mi casa caminando por la calle Floridablanca. Metí las manos en los bolsillos de la chaqueta y me encontré con los papeles. Iba a tirarlos, pero se me ocurrió dejarlos sobre los bancos de las paradas de autobuses, y en cada parada, que fueron cuatro, dejé un trozo de papel, para que esta mañana cuatro personas que esperasen el autobús se los encontraran y matasen el tiempo leyendo un cuento, de Borges o de Ed.Expunctor. Como no llevaban el nombre del autor, saqué el bolígrafo y garabateé en los textos de Borges el nombre de Jorge Luis y en los otros la dirección del blog.

Esta mañana a las 8:46 h. he recibido un mensaje de mi amigo D****. Dice lo siguiente:

“Estoy en la parada de Floridablanca leyendo un folio titulado Los cuatro encuentros. Estaba allí sobre el banco con tu dirección web. Ya no sé si es una nueva manera de distribución o es que alguien se lo ha dejado. En ambos casos me he quedado estupefacto”.


Evidentemente, yo también me he quedado flipado, porque ya es Casualidad que a esa hora el folio todavía estuviese allí, lo que quiere decir que o nadie lo ha tocado ni leído o alguien lo ha leído y vuelto a dejar sobre el banco, y también es casualidad que se lo haya encontrado mi amigo D****, con el que casualmente hablé ayer por teléfono y al que no veo hace unas cuantas semanas, pero esta mañana nos hemos vuelto a ver.

7 comentarios:

Thedarksunrise dijo...

No sabría decir exactamente si es marketing viral o relato-crossing xDDD aún así, es bonito eso de dejar retazos de cultura en las paradas del autobús.

Anónimo dijo...

Pues que cunda el ejemplo,me parece mu bonita la idea de fomentar la literatura.
donde me la dejarias a mi que voy andando a todas partes????

menosesmas.

Anónimo dijo...

Me respondo yo sola....en tu blog.
MssMs

d dijo...

Como siempre me dio tiempo a leerlo. Lo he dejado allí. Espero que otro lo disfrutase. Para mí ha sido una alegría y una buena manera de empezar el día. no sé si alguno pensó en esto antes. Pero a mí me parece una manera excelente de distribuir la cultura.
D.
Para el 28 cena.

Ed. Expunctor dijo...

Justamente supuse que lo habrías vuelto a dejar allí encima pa que rule.
Ya puestos con las casualidades imagínate que dentro de cinco o seis días R.A. a.k.a. O.K. se encuentra uno de los papeles en Frankfurt XDDDD

Ed. Expunctor dijo...

Al loro: te encontraste el folio de Los cuatro encuentros, y yo dejé cuatro papeles para que cuatro personas se encontraran los relatos: otros cuatro encuentros. Me quedo flipao otra vez.

Chufowski dijo...

eso ha hecho ahora Espido Freire con su último libro, dejar unos cuantos ejemplares en un metro de madrid...