23 octubre 2010

Hasta la victoria

Siempre se consideró un luchador nato, y tal era su convicción al respecto que aprovechaba todas las ocasiones que podía para advertir a todo el mundo de las consecuencias de su incapacidad para rendirse, de su predisposición a la resistencia y de su propensión a la victoria:

—... y tanto es así que seguiré respirando hasta el día que muera.