22 mayo 2011

Acampada Lisboa 21-M: gran momento

En un determinado momento del día de ayer, se acercaron dos policías a la estatua de Pedro IV en Rossio, esa cuyo pedestal ya está lleno de carteles en los que se reivindica un cambio real. Se quedaron mirando y leyendo y dijo uno:

—Pues yo estoy de acuerdo con muchas de las cosas que ponen ahí.

Por lo demás, el día por allí fue bien. A las 22.30 h. se hizo la III Assambleia Popular y se tomaron unas decisiones que se van publicando en http://acampadalisboa.wordpress.com, donde se irá colgando información de diverso tipo.

A la III Assembleia, 21 de mayo, asistieron 350 personas (margen de error de más/menos 20). Contadas en el momento de máxima afluencia:



¿Y tú? ¿No estás de acuerdo con que acabe de una vez por todas esta situación de corrupción político-económica y de que cambien las cosas? ¿Realmente crees que "no se puede hacer nada"? Pues mira, para que cambien las cosas no tienes que hacer nada: cuando no estés en el trabajo, vete al lugar de reunión ciudadana de tu ciudad y quédate allí, sin hacer nada. ¿No entiendes que sólo tu presencia en la calle es más que suficiente para expresar tu descontento con la forma en que los políticos gestionan la sociedad? ¿No entiendes que sólo tu presencia en la calle puede cambiar las cosas? Ahora, en este momento, tú tienes un poder con el que nunca antes habrías podido soñar: cambiar el rumbo de la Historia, detener su inercia. Todos los días, pásate al menos un rato, una hora, dos horas, cinco horas. ¿Cuántas horas están sentado en el sofá delante de la televisión? ¿Dos? ¿Cinco? Sólo te engañas a ti mismo. Sabes que la situación actual del movimiento ciudadano que se propaga por todo el mundo como una mecha no se va a parar. ¿A qué esperas? Cuanto antes te sumes, antes acabamos. Perdón: cuanto antes te sumes, antes empezamos a vivir en una sociedad realmente participativa, donde las decisiones se tomen y las acciones se realicen a partir de la voz de los ciudadanos. De tu voz. De tu opinión. Por primera vez en la historia de la humanidad tienes un micrófono en la plaza de tu ciudad donde decir lo que piensas, y todos tus conciudadanos te van a escuchar. Allí, en esos lugares de reunión ciudadana, la gente está muy por encima de cualquier tipo de diferencia ideológica, de pensamiento o de cualquier otro tipo. Los ciudadanos que están en las plazas están entrando en otro nivel de comprensión de la realidad social, por eso no van a parar en su movimiento...


----------------------------------------------------------

Otros textos sobre Acampada Lisboa en este blog

----------------------------------------------------------