28 mayo 2011

Assembleia 27M Acampada Lisboa: O caminho está-se a fazer


[AVISO: HOY A LAS 15 H., MANIFESTACIÓN POR UNA DEMOCRACIA VERDADERA YA. Salida: Cinemas São Jorge → Parada: Consulado de España → Llegada: Rossio. Y en Rossio, asamblea popular. LLEVA TU ESCOBA]


Antes de hablar de la asamblea de ayer, quiero dejar constancia de la concentración de ciudadanos -tanto españoles como portugueses- que hubo antes frente al Consulado de España de Lisboa, donde estuvimos desde las 17.50 h. hasta las 18.45 h. Primero plantamos los carteles en el parterre de la estatua de la Grande Guerra, mientras esperamos a que llegara más gente. Una vez que llegó -seríamos alrededor de 40 ó 50-, nos dirigimos a la embajada (hay que decir que ya la policía había preparado unas vallas y unas cintas en frente de la embajada para que nos quedásemos ahí, pero claro...) y nos dedicamos a cruzar el paso de peatones de un lado para otro en dos grupos, de manera que nos íbamos cruzando, con las pancartas en ristre (A violência policial é a violencia do sistema. Solidariedade com acampamentos desalojados em Catalunya e Coimbra; Hoy han violado la Constitución. ¿Artículo 21?; Yo no soy uno de esos catalanes -y foto de los mossos d'esquadra-; No conseguiréis una batalla. Dos no pelean si uno no quiere; Nuestros sueños son su pesadilla. Policía = Represión; No somos perros. Somos ciudadanos. Solidaridad. Hoy los policías de Barcelona son los delincuentes; Nuestra lucha es pacífica. No al desalojo). Cuando ya la estábamos liando un poco, porque era hora punta y había mucho tráfico, una vez que los colegas que hablaban con la policía ya no podían prolongar más la conversación porque les decían que nos estábamos manifestando (¿Nosotros? ¿Manifestarno? ¡Qué va! Pero si esto es espontáneo, hemos coincidido todos aquí para expresar nuestra indignación y repulsa ante el Consulado y tal y cual) y que si no cruzábamos al paseo iban a llegar refuerzos, un tiempo que aprovechamos para seguir cruzando de un lado a otro, parándonos a ratos para que pasase algún que otro coche, entonces nos pasamos en frente, al paseo, junto a la estatua de la Grande Guerra. Justo entonces llegó una furgoneta de la policía de intervención, y cuando vimos que se bajaban y, con las manos enfundadas en guantes de cuero, echaban manos de sus porras, dijimos: ¡Al suelo!, y nos sentamos. ¡Estas son / nuestras armas!, cantamos, mientras levantábamos las manos. La policía de intervención se fue a la fachada de la embajada y nosotros nos quedamos ahí en frente, cantando y haciendo palmas, un rato sentados, luego en pie, y a las siete menos cuarto nos bajamos a Rossio, porque a las siete empezaba la Asamblea.


La Asamblea de ayer estuvo bien. Los grupos expusieron su trabajo y la cosa avanza, salí de la asamblea, que duró tres horas y media, con las piernas rotas y buenas vibraciones. Había mucha gente, alrededor de 500 personas, y me alegró ver que las intervenciones ideologizantes se redujeron bastante. Hoy no va a haber acta oficiosa porque perdí mi cuaderno de notas, así que hago un breve repaso de memoria; breve porque dentro de poco me tengo que ir a la manifestación.

Una de las cuestiones más importantes que se trataron ayer fue la modificación del Manifiesto. Un chico propuso que se incluyera la frase “no estamos contra la política pero no representamos a ningún partido ni sindicato”, y el mismo, u otro chico (es la memoria...), que se suprimiese la frase “O FMI mata!” del Manifiesto. La primera propuesta se aprobó por consenso, por unanimidad. La segunda fue más problemática, hasta el extremo de que, no sé por qué, el moderador hizo algo no previsto ni aprobado por la Asamblea (en las votaciones, si hay alguien en contra de una propuesta sale una persona que esté en contra y otra que esté a favor de la propuesta en cuestión; y después se vota): en este caso, como había alguien en contra, salió alguien que estaba en contra y alguien que estaba a favor para argumentar su posición, y se votó, y como no estaba claro por las manos alzadas, el moderador dijo que excepcionalmente se volvían a presentar argumentos a favor y en contra, y se volvió a votar, y siguió sin estar claro, así que la cuestión se remite al grupo de manifiesto.

La cuestión del FMI, por su importancia en este momento concreto en Portugal, sigue centrando la atención y enfrentando un poco a la gente. Unos la consideran esencial; otros, una parte del problema, pero no la raíz del problema. En este punto creo que la asamblea finalmente llegará a un acuerdo que debería ser por consenso, por unanimidad, para orientar el movimiento a su objetivo primordial: una democracia verdadera. Una vez conseguida la democracia verdadera, el FMI será un problema fácil de resolver. Increíblemente fácil.

También fue interesante la propuesta del Ministério da Acção Poética (se pueden leer sus diez puntos en un comentario de esta página), aunque no fue aprobada, :D.

La Asamblea también aprobó por unanimidad (salvo un voto) que el día 4 de junio, el día de reflexión electoral (el día 5 son las elecciones), se junte toda la gente en la plaza de Rossio para debatir y reflexionar.

Después de la Asamblea se proyectaron unas imágenes del desalojo de esa mañana del campamento de Barcelona. 121 heridos. El consejero de interior aún tiene la poca vergüenza de justificarse y la cara dura de no dimitir (aquí puedes firmar para exigir que dimita), aunque lo que debería hacer es suicidarse. Luego se proyectó el corto A ilha das flores y, después, Nós, Terra.

En la Asamblea de hoy se votará si mañana domingo nos unimos -¡seguro que sí!- a las concentraciones que se van a hacer en las plazas centrales de todas las capitales europeas.



Yo no sé si eres consciente de que este movimiento supone un punto de inflexión en la historia. No sabemos hacia dónde nos llevará, pero puede ser algo muy interesante. Si todavía estás sentado en el sillón o en el sofá y no has ido a Rossio -o al lugar de acampada y asamblea de tu ciudad-, no sé a qué esperas. ¿No quieres participar en la construcción del futuro? Tu futuro se está decidiendo en las Asambleas populares, y si no participas es porque no quieres, o mejor: si no participas es porque te han educado, como a todos nosotros, para que no participes en la toma de decisiones importantes: nos han educado para que esperemos lo que venga y, resignados, lo aceptemos. Pero ese tiempo ya ha tocado a su fin, y lo sabes: has visto los miles y miles de conciudadanos que están en la calle exigiendo otro modelo político, una democracia real, verdadera, donde sea la voz de la inmensa mayoría de ciudadanos la que tome las decisiones de la vida de la sociedad. Ven a Rossio, ven a las Asambleas, porque, por si no lo sabes, te estamos esperando, para oír tu voz, para estar juntos, para construir contigo un mundo más justo, más equitativo, más digno, más ético, un mundo en el que vivamos bien la inmensa mayoría de ciudadanos, y no sólo unos pocos. Y si en tu ciudad no hay acampada, busca a un par de colegas y empezad una.

Esto es sólo el principio. Las calles son nuestras.

El camino se está haciendo.

Lee y lucha.

----------------------------------------------------------

Otros textos sobre Acampada Lisboa en este blog

----------------------------------------------------------