20 marzo 2008

¿Por qué llueve en Semana Santa?

Hay una larga tradición de lluvias durante la Semana Santa. Los cielos, hasta entonces despejados y radiantes, se tornan grisáceos, se colapsan de nubes y bañan con sus aguas las tierras de la Península, impidiendo que salgan algunas de las procesiones que tanto tiempo han invertido en preparar sus ostentosos pasos: los cristos crucificados, las vírgenes inmaculadas, los fastuosos romanos y las almas del purgatorio tienen que quedarse en las iglesias para evitar que se mojen sus cuerpos engalanados.

¿Pero por qué llueve en Semana Santa? Cuando llueve agua del cielo, también llueven lágrimas de los ojos de mucha gente, apenada por no poder ver el desfile de sus cristos, santos, y vírgenes favoritos.

¿Pero por qué, Señor, permites que llueva en Semana Santa? ¿Acaso castigas a los idólatras que adoran esculturas en cuya fabricación y vestimentas han gastado tal cantidad de monedas que bastaría para alimentar a muchos de los hambrientos que pueblan la Tierra?

Las imágenes de Cristo se multiplican por las calles de España; las de la Virgen se elevan a la enésima potencia; y cuántos santos, y cuántos romanos, y cuántas cruces, y cuántos latigazos.

Yo os prohibí postraros ante las imágenes y las esculturas de lo que hay arriba en los cielos y abajo en la tierra, pero antes os prohibí hacerlas. Vosotros ignoráis mi mandato y rendís culto a los ídolos que habéis fabricado. Que lluevan sobre vosotros las aguas del cielo, y sobre vuestros festejos paganos, idólatras, “porque yo, Yahvé, tu Dios, soy un Dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres en los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me odian, pero tengo misericordia por mil generaciones con los que me aman y guardan mis mandamientos” (Éxodo 20:5-6).

10 comentarios:

Meg dijo...

¡Cuánta razón tienes!

Ed. Expunctor dijo...

Me he acordado del famoso episodio bíblico del becerro de oro...

Hoy no hay becerros, pero sí mantos bordados en oro...

Thedarksunrise dijo...

Querido Ed.: hay mucha gente que trabaja durante meses para que las procesiones salgan como Dios manda. Te aseguro que la mayoría de esos sollozos son de impotencia porque el duro trabajo no ha servido para nada. Las imágenes están en las iglesias y se pueden ver a diario. Una procesión es mucho más. Besissss

Ed. Expunctor dijo...

Sí, si eso está muy bien, pero sigue siendo idolatría. También construyeron becerros de oro, como le decía a Meg, y se agolpaban alrededor para adorarlos y rendirles culto.

Según la Biblia (incluso la Biblia aprobada por la iglesia católica) Dios prohibió la idolatría e incluyó la prohibición en sus mandamientos y la iglesia, muy sagazmente, la quitó de la lista. ¿Por qué? Porque las cosas entran por los ojos. Es una forma de inculcar y hacer permanecer ideologías y formas de pensamiento: la utilización de un símbolo (una cruz...) o de una imagen (un cristo, una virgen, una paloma...).

En cuanto a lo que sea una procesión, estaba pensando ayer, cuando en el telediario se tiraron media hora mostrándolas, que Dios tiene que estar hasta los cojones:

-O sea, mando a mi hijo a que muera por vosotros... ¿y vosotros vais y Nos lo restregáis por la cara todos los putos años...?

El tema da para mucho, pero tampoco es plan de ponernos a discurrir sobre todas las incoherencias que están implicadas en "el hecho procesional".

Anónimo dijo...

También hay gente que trabaja durante mucho tiempo fabricando misiles, y no los defendemos...

Ed. Expunctor dijo...

Anónimo, tampoco hay que exagerar, aunque la iglesia no se oponga a las guerras por no enemistarse con el poder terrenal. Podría excomulgar a quienes participen en ellas, que es lo único que puede hacer, en vez de tantas palabras llenas de buenas intenciones, de las que está hecho el camino al infierno.
De todas formas esto trata sobre la idolatría, no sobre el trabajo. Como decía aquella pintada: Que trabaje Rita.

Thedarksunrise dijo...

Qué polémica me siento xDDD Siempre he creído que hay que respetar a quien idolatra: ya sea a vírgenes con mantos dorados, políticos de uno u otro color, estrellas del celuloide o Ronaldinhos variados. Que nos podemos seguir cebando hasta la eternidad, pero hace muchos años que la iglesia no es el único opio. Besissssssss

Ed. Expunctor dijo...

Sin embargo hay una diferencia cualitativa entre esos tipos de idolatría: en el caso de la iglesia su libro sagrado la prohibe, pero ellos la practican y fomentan su práctica; en el caso del fútbol, el cine, la política, etc., no hay ningún principio fundador que la prohiba, sino al contrario: lógicamente se fomenta porque, como he dicho, es un arma estupenda para perpetuar.

bel dijo...

A ver. El Antiguo Testamento, La Iglesia Católica, y el mismo Catecismo Romano, prohíbe los ÍDOLOS (busquen, Rae) y en las procesiones hay imágenes, cuando se las saca o uno se arrodilla frente a ellas, no es a ellas a quien da culto, si no a la misma Virgen, o Jesús, no a unas estatuas de madera.
Documentense antes de tirar por la boca, y, busquen otros temas más originales, estos se debaten en catequesis para los que se preparan para la 1ª comunión.

Ed. Expunctor dijo...

A ver, bel, ídolo es la imagen de una deidad objeto de culto (definición del D.R.A.E.). Cuando te arrodillas frente a la imagen, ya eres un idólatra.
Seguro que en catequesis habrá unos debates altamente interesantes, con unas preguntas tan complejas y argumentadas que tendrán que recurrir los catequistas a una cantidad tan ingente de fuentes que pasarán días y días buscando las respuestas de las preguntas que formulen los niños de 8 años. ¡Los niños de 8 años! Ustedes están manipulando y formateando las mentes de los niños. Ustedes son una secta.
Y te digo una cosa: por mí como si te arrodillas ante un trozo de mierda. Es tu problema mental.