31 marzo 2008

Congestión múltiple

Tengo una congestión de dos tríos de narices. Los ríos de ectoplasma que fluían bajo la ciudad de los Cazafantasmas son diminutos afluentes comparados con las cataratas que emanan de mi nariz. Este constipado cósmico que me asedia demuestra que soy un pozo podrido sin fondo. ¿De dónde, si no, tantas secreciones?

No obstante, en todo esto hay algo mágico, algo inexplicable. Con todos los humores que me han salido por la nariz, yo debería estar completamente consumido, ser apenas esqueleto recubierto de piel, puro espectro apenas palpable, apenas visible, pero aquí sigo, completo y segregando. Y hasta cuándo.


2 comentarios:

Thedarksunrise dijo...

Éste es uno de los grandes misterios de la vida, asociado a la perfección del cuerpo humano. Que te mejores :)

Ed. Expunctor dijo...

Muchas gracias...