03 diciembre 2010

Faculdades

[Faculdade de Letras da Universidade de Lisboa]

[Faculdade de Direito da Universidade de Lisboa]

(As duas Faculdades, uma em frente da outra, como se fossem um reflexo... )
(Eu primeiro estudei Direito e depois Letras, e agora encontro esta duplicação de prédios iguais, de edifícios idênticos, um frente ao outro, com a mesma arquitetura, com a mesma iluminaç
ão, mas tão diferentes, mas tão distintos...)


[Faculdade de Direito da Universidade de Lisboa]

[Faculdade de Letras da Universidade de Lisboa]

10 comentarios:

llueve rocío... dijo...

¿Hiciste Derecho?
A mi me gustaría hacer Letras algún día...

Como ejemplo de diferencia, el otro día hablé con una profesora de Letras que además tiene un cargo bastante importante y fue gracioso porque casi me pega por llamarla "de usted", en Derecho si le hablas de tú a un profesor que no conoces tienes todas las papeletas para que te haga un "zas, en toda la boca" xD

Ed. Expunctor dijo...

Sí, ése es el primer cambio que notas: la proximidad y cercanía de los profesores. En la Facultad de Letras puedes hacer algún amigo entre los profesores, algo que en Derecho es impensable, por eso de los altares, los sagrarios, las jerarquías... Léete "Escuela de Mandarines"...

No te quedes con las ganas de hacer Letras (dentro de Letras, la carrera que más te llame la atención, que según creo sería Filología Hispánica), vas a ver que después de Derecho... es un paseo... Vas a tener exámenes anuales de 40 páginas de apuntes o de 140, pero poco más, eso para aprobar e incluso sacar muy buena nota, aunque si te interesa (como te interesará) aprender verdaderamente la biblioteca es infinita y la bibliografía ilimitada. Si quieres saber algo más sobre el tema no te cortes en decírmelo.
Salud!

Ed. Expunctor dijo...

Esto... se me olvidaba que Filología Hispánica ya no existe... Con Bolonia implantaron (impusieron, instauraron) el Grado en Lengua y Literatura Española..., derrocando la Filología...

La Filología tiene más importancia de la que se le da. Luego conoces a gente que hizo "letras" o "humanidades", y tiene máster en no sé qué y sabe un poquito de aquí y otro de allá, pero no tiene una formación científica seria. Eso se nota bastante cuando hablas con otros investigadores y adviertes, asombrado, que carecen de conocimientos de Lengua y Lingüística, como si el elemento esencial y definitorio de la Literatura no fuera el lenguaje...

llueve rocío... dijo...

Decía hacer Letras porque con el grado no sabía cómo se llamaba ahora Filología Hispánica...
Cuando empecé Derecho una amiga que empezó a la vez Filología Hispánica me decía siempre que "estaba haciendo mi carrera", porque fue conmigo al instituto y sabía lo mucho que me gustaba la literatura...

Ahora la putada es que quiero hacer también Criminología y tendría que irme fuera para hacerla en dos años o quedarme aquí (en Murcia) y hacerla en cuatro... Más luego hacer filología y todas las cosas académicas que quiero hacer… Y el que mucho aprieta poco abarca xD
Por eso sé que haré Filología Hispánica cuando pueda, por disfrutarla…

P.d. Ya localicé el libro ^^
P.d. No sabía que salut en francés era salvación… Por eso he traducido el poema del francés sin entender porqué tenía ese título, hasta que se me ha ocurrido traducirlo… En fin xD
Es curioso.

Ed. Expunctor dijo...

Si quieres hacerlo por placer no te matricules... (hasta aquí puedo leer), un día comentamos cosas. Lo que si te digo es que a no ser que te apasione el Derecho, piénsate cambiar de carrera. Aún eres joven y tienes tiempo; dentro de muchos años puede que te encuentres trabajando como jurista, defendiendo casos indefendibles y sumergida en un mundo... (hasta aquí puedo leer).

Salud, una buena traducción al español (no recordaba que la había puesto en el blog hace unos cuantos años...). El poema tiene muchas isotopías, digamos... varias lecturas(hay un artículo de Rastier donde se analizan las distintas isotopías de este poema de Mallarmé, muy interesante).

Arenas dijo...

Disiento. Creo que cada carrera es todo lo difícil que uno quiera. Es cierto que la memoria no se ejercita tanto en Filología como en Derecho, pero sí otras aptitudes e inteligencias que no son tan fáciles de adquirir.
De hecho, te puedes encontrar con exámenes donde no tienes que grabarte ni una pagina en la memoria y te dejan todo el material que quieras... Sin embargo, suelen ser asignaturas en las que la gente pide la convocatoria de gracia.
Creo muy desafortunada la comparación que haces de la Filología con el Derecho, cada una son disciplinas y ciencias diferentes aunque tengan puntos en común,pues dejas a la madre de todas las ciencias en una situación de inferioridad y casi, casi, de ridículo.
Otra cosa diferente es quiénes sean los maestros...
Cumprimentos!

llueve rocío... dijo...

Tú me quieres hundir esta noche o qué? XD
Como cualquier estudiante o licenciado en derecho al que se le pregunte, no sé muy bien por qué hice derecho, pero me gusta el derecho penal EN LA TEORIA, por eso lo de la docencia, la práctica en cualquiera de sus ámbitos es una puta mierda (hasta aquí puedo leer).

¿Hace filología como salida profesional? Cuatro años de carrera, más el máster, más la oposición, más que te ganes la plaza… Y luego estar aguantando a criajos impertinentes todos los putos días… APUFF

Ná, me voy a ir a vivir al campo cual ermitaño, cada día lo tengo más claro… xdd

p.d. La gracia es que como voluntaria todas las semanas aguanto a criajos impertinentes… XD
p.d. Nosotros navegamos…

Ed. Expunctor dijo...

--> A ver..., cuando digo que es "un paseo" me refiero a la cantidad de materia que integra las asignaturas y el nivel de exigencia de los profesores. Esto es indiscutible. En Filología, es un hecho, se licencia cualquiera, aunque necesite dos o tres años más. En Derecho, y en Murcia concretamente, no es tan fácil. Hablo aquí de aprobar las asignaturas.

Pero, desde luego, en la carrera de Filología se ejercita mucho más el intelecto (aunque también depende de cada alumno), en este punto no hay comparación posible... También he dicho que la biblioteca y la bibliografía son ilimitadas. En Derecho las leyes son las leyes, la jurisprudencia interpreta las leyes, el estudiante de Derecho tiene que saber -conocer, memorizar, memorizar más o menos literalmente (porque la ley es literal)- el tenor de la ley y la interpretación del TC y del TS y del CGPJ y del H2NO4, los politicuchos hacen las leyes, los ciudadanos eligen a los políticos que hacen las leyes y con las leyes les gramenjauerjorl a los ciudadanos por el fistro duodenarl, pero el estudio siempre restringido exclusivamente al ámbito del Derecho actual, salvo un poco de historia del Derecho y un poco de Filosofía del Derecho.

En Filología no sólo te sumerges en la Lengua, Lingüística, Historia de la Literatura, Crítica literaria, Teoría literaria y Literatura Comparada, sino que también es muy importante adentrarte en la Historia -antigua y moderna, ¡y real y ficticia!-, la Filosofía, el Arte, así como la "especulación general de todas las demás ciencias": sociología, psicología, biología... La Filología no tiene límites.

llueve rocío... dijo...

Si en derecho no se profundiza más es porque el ámbito de cada rama es tan amplio que se podría hacer una diplomatura propia con cada una de ellas...

Yo pienso en el Derecho penal porque es lo que más rápido me viene a la mente, y además de todo lo que has nombrado, piensa todas las disciplinas de las que se nutre: Criminología, Victimología, Criminalística, Medicina Legal, Toxicología forense, Psiquiatría forense, demografía, sociología, etc. etc. etc., por no contrar con otros sectores con los que se encuentra, si cabe, aún más relacionado como el derecho procesal penal, el derecho penitenciario o el administrativo sancionador...

Si la Filología no tiene límites, el Derecho no se queda atrás.

Ed. Expunctor dijo...

No hay comparación posible. Tú hablas de "Victimología", "Toxicología"... Yo hablo de Literatura, de Arte, de Filosofía. Frente a los productos del Estado elaborados para regular, restringir, cohartar, controlar, limitar, sancionar, imputar, castigar..., las creaciones del intelecto, imaginadas para soñar, volar, llorar, reír, emocionar, sentir, ver...

La Filología puede estudiar al Derecho y poner de manifiesto las contradicciones e incoherencias de las tipificaciones y regulaciones; el Derecho, sin embargo, no puede hacer nada con respecto a la Filología, salvo imputarla por subversiva y revolucionaria, o prohibirla, o someterla.

En cualquier caso entiende que yo no quiero convencer de nada a nadie. El tiempo y la experiencia son los mejores maestros... El problema es que lo que no tenemos en esta vida es demasiado tiempo...