28 octubre 2007

El saber no ocupa lugar

Además de para las serpientes y los cerdos,
también hay en el mundo sitio para los libros.

2 comentarios:

Meg dijo...

Mi madre no opina lo mismo. Mis estanterías tampoco. Pero no por ello dejo de comprarlos, jeje.

Ed. Expunctor dijo...

Justamente de eso se trataba: "el mundo" en este caso eran las estanterías, okupadas por cerdos, serpientes y otras figuras que suelen habitarlas. Es una pugna constante entre libros y decoración. Al final hay quien compra libros para decorar, y libreros que acaban comprando y vendiendo libros por kilos.